El “nombre secreto” del masacrador

thumb2_jorge-santiesteban-es-el-nuevo-comandante-de-la-policia-nacional-_302749 El Comandante Nacional de Policía, general Jorge Santiesteban, guarda celosamente el nombre secreto de la persona que ordenó la violenta intervención a la marcha indígena. El jerarca policial dijo que sólo revelará la identidad de quien instruyó la masacre de Yucumo “a las autoridades judiciales”.

Mientras tanto, las declaraciones de otra autoridad, en este caso militar, nos pueden dar pistas sobre el “nombre secreto”.

Sucede que el Comandante de la Fuerza Aérea Boliviana, Tito Gandarillas, confirmó que el envío de aviones a Rurrenabaque y San Borja se hizo “por órdenes superiores” y “en coordinación con el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas”.



Las revelaciones de Gandarillas apuntan a donde es obvio que debe buscarse: el capitán general de las FFAA, es decir, el presidente del Estado, por ser el único que podría haber dado este tipo de órdenes a los altos mandos militares y policiales.

El nombre secreto lo es sólo para los laberintos del poder, ya que la ciudadanía sabe muy bien quién ha sido el verdadero responsable de un histórico abuso a los derechos humanos…

Movimientos burocráticos

La orfandad social del régimen evista, que ha perdido la mayor parte de sus bases, se convierte en un grave problema para el poder de cara a los comicios judiciales del domingo.

La respuesta ha sido la movilización obligatoria de funcionarios públicos, compelidos a participar en las “contramarchas” bajo amenaza de perder sus puestos.

Junto a la movilización forzada, se ensayan distintos mecanismos de prebenda buscando evitar el voto nulo entre los funcionarios, incluyendo el bono de 1.000 Bs. para 50.000 empleados públicos y las computadoras con la imagen de Evo para los maestros.

Como nada de esto garantiza la victoria, por si acaso se organizaron las cosas de forma que el 70% de los jurados sean funcionarios del gobierno.

El gobierno ya no lidera a los movimientos sociales y en su lugar sólo le quedan los “movimientos burocráticos”…

[email protected]