No a la Dictadura

HIDRA La voluntad ciudadana fue contundente. A pesar de los mecanismos desplegados desde el pro-oficialista Tribunal Supremo Electoral (TSE), la reprobación a la engañosa elección judicial ha rondado los dos tercios del sufragio, con un 57 a 60% para el voto nulo, contra apenas el 40 a 43% de voto válido.

De alguna manera, este es el nuevo mapa político boliviano, con un casi 60% opositor contra menos de un 40% de respaldo gubernamental.

Ahora se abrirá el debate entre legitimidad (la mayoría opositora) versus legalidad (votos suficientes para la posesión de magistrados).



De cualquier manera, este 16 de octubre debe leerse desde esta perspectiva: los bolivianos le dijeron No a la Dictadura.

El dato más elocuente de la jornada ha sido la cara de derrota del presidente…

[email protected]