Trasladan a cárcel del Abra a narco colombiano herido en enfrentamiento con la FELCN

Se trata de Jack Wilmar Toro García, uno de los 25 colombianos que operaban la megafábrica de cocaína, que se estima pudo producir $us 285 millones en droga.

Justicia dispone traslado a cárcel del Abra de colombiano herido en enfrentamiento con la FELCN

Santa Cruz de la Sierra/La Paz, 22 oct (ABI).- El colombiano Jack Wilmar Toro García, herido en la balacera con efectivos de la fuerza anti droga que realizaban un rastrillaje por la región de Santa Rosa del Sara, fue enviado el sábado a la cárcel del Abra, en Cochabamba, por disposición judicial.



    Toro García es uno de los 25 colombianos que operaban en la zona una gigantesca fábrica de procesamiento de cocaína que abrieron fuego contra la patrulla policial que rastrillaba la zona matando al teniente Steven Medrano e hiriendo a otros dos efectivos anti droga.

    Los magistrados de Chimoré tomaron la decisión de enviar a la cárcel del Abra a Toro García en base a las pruebas recogidas en su contra presentadas en la audiencia cautelar que se desarrolló en la Clínica "San Juan de Dios" de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

    Entre las pruebas, fue presentada la del guantelete que se le practicó en ambas manos, con resultado positivo, para verificar que disparó un arma de fuego contra los agentes de la Unidad Móvil de Patrulla Rural (UMOPAR).

    En ese ataque fue victimado el teniente Steven Medrano Candía, de 25 años de edad, y fueron heridos el cabo Eloy Mamani y el policía Javier Zapana. En respuesta al ataque fue abatido el colombiano Hason David Sosa Rincón.

    Según el representante del Ministerio Público, Toro García será trasladado a la cárcel del Abra una vez que el médico de ese nosocomio emita el alta correspondiente.

    El ministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, manifestó en La Paz que el proceso judicial seguirá su curso. Entre tanto la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) intensificó sus tareas en el Parque Nacional Isiboro Sécure.

    "En esta sacrificada misión tenemos una baja, por ello, el viernes en el cuartel de Chimoré, el presidente Evo Morales, y los comandantes de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) y de UMOPAR rindieron homenaje al teniente Medrano y condecoraron con la medalla Al Valor a los policías, Mamani y Zapana", indicó.

$us 285 millones en droga pudo producir la megafábrica

Se calcula que el laboratorio hallado dentro un parque nacional elaboró 63.400 kilos de cocaína en dos años.

image El entierro del oficial asesinado y el megalaboratorio de la Chiquitanía. Fotos R. Rodriguez y El Día

Cochabamba, Opinión.- El megalaboratorio de cristalización de cocaína hallado en el Parque Nacional Isi.boro Sécure funcionó al menos dos años según informó el propio viceministro de Defensa Social Felipe Cáceres. Allí se producían 100 kilos de droga al día, lo que significa que en dos años, sin contar fines de semana, narcotraficantes colombianos produjeron 63.400 kilos o 63 toneladas y media de cocaína. Los traficantes obtuvieron enormes ganancias por la venta de esta cantidad: 283.300.000 dólares en los mercados internacionales (el kilo se comercializa en 4.500 dólares fuera de nuestras fronteras según la fuerza antidrogas).

HUANCHACA TRES. El megalaboratorio encontrado el 19 de octubre por Umopar en la región de Santa Rosa, arroyo Pofi (frontera entre Cochabamba y Beni), es uno de los tres más grandes de la historia boliviana. Sólo puede compararse con la fábrica de cocaína hallada en Huanchaca (Santa Cruz) el 5 de septiembre de 1986, que también producía 100 kilos diarios de la droga, y con el laboratorio encontrado el 27 de marzo de 2009 en la Chiquitanía, San Antonio de Lomerío (al este de Santa Cruz), en una hacienda de 1.000 hectáreas de superficie. Allí también se producían 100 kilos de droga al día.

MUERTES. En la historia del país, sólo en dos oportunidades se tuvo que llorar la muerte de bolivianos durante el descubrimiento de megalaboratorios de cocaína. La primera vez fue en Huanchaca. El científico Noel Kempff Mercado y sus dos acompañantes, Franklin Parada y Juan Cochamanidis tomaron un vuelo para hacer una expedición; sin embargo, debido a problemas técnicos, tuvieron que aterrizar de emergencia en la meseta de Huanchaca. Los narcotraficantes brasileños que usaban la meseta como pista de aterrizaje acribillaron a los científicos. El diputado Edmundo Salazar que quiso investigar el origen de la fábrica, apareció muerto. Nunca se esclareció lo sucedido.

La segunda vez que un boliviano muere en el hallazgo de un megalaboratorio de las mismas características de Huanchaca, fue el 19 de octubre de 2011. El subteniente Steven Medrano Candia (26) recibió un disparo entre el cuello y la cabeza que le quitó la vida. Otros dos efectivos resultaron heridos y el francotirador colombiano fue abatido por los agentes bolivianos en el enfrentamiento.

PARQUE NACIONAL. Lo ocurrido en el Parque Nacional Isiboro Sécure, una reserva protegida por ley en el Estado boliviano, sólo fue comentado por el viceministro de Defensa Social Felipe Cáceres y el ministro Rubén Saavedra. Ambos expresaron su preocupación y advirtieron que el presidente Evo Morales no permitirá que los narcotraficantes se asienten en los parques nacionales.

Sin embargo, el hecho de que grupos de colombianos ya hayan operado dos años en el Isiboro Sécure, debe ser una señal de alerta seria para buscar nuevas políticas de lucha contra el narcotráfico, según el sociólogo Gonzalo Viruez.