Vuelve la cleptocracia masista

Jimmy Ortiz Saucedo

jimmy-ortiz1 “Gerente de YPFB acusado de varias irregularidades.- Hoy por la mañana, otro ejecutivo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Rómulo Velásquez, gerente regional, deberá presentarse ante un juez para prestar su declaración durante la audiencia cautelar en su contra bajo los cargos de incumplimiento de deberes, irregularidades que no fueron informadas en su momento y uso indebido de influencias (que contempla contrataciones ilegales y malos tratos al personal). El proceso investigativo que lleva adelante la Unidad Anticorrupción del Ministerio Público habría sido iniciado por la misma Unidad Legal de la seccional de YPFB”. (El Día)

Vuelve otro Santos Ramírez a YPFB. Vuelve la cleptocracia masista. ¿No que éste iba a ser un gobierno diferente? ¿No es que éste iba a ser el gobierno del cambio? ¿Esta es la revolución "democrática" y cultural? ¿No que sólo eran corruptos los cerdos capitalistas? ¿No que sólo los partidos tradicionales eran corruptos? ¿No es acaso el populismo idealista y honesto?



La cleptocracia masista sigue viento en popa, ya es "MAS" grande que la cleptocracia de sus infames neoliberales.

Sigue vigente lo que decía el año 2001 la catedrática española Adela Cortina: "El desafío del siglo es que la ética llegue al poder". ¡En Bolivia la ética no llego al poder! Los zorros siguen cuidando las gallinas. Otra frustración para los ciudadanos que aspiramos vivir en una patria decente.

Bolivia es un país yeta con su clase política. Siempre fuimos gobernados por gente de poca calidad humana y profesional. Esta fue y es la regla. Sólo que desde la llegada al poder de los plurinacionales de Evo Morales, esta cualidad política boliviana se ha multiplicado notoriamente.

Al parecer no solo tenían 500 años de opresión, también tenían 500 años sin melea y ahora quieren recuperar de prisa el tiempo perdido. Es notorio ya, a casi 6 años de gobierno del MAS, la aparición de una nueva burguesía plurinacional. Se los ve con lujosos Hummer en el Chapare y en otras ciudades de la república. Se los ve gastando plata a borbotones y trajeados con la alta costura nacional e internacional.

Indudablemente necesitamos una nueva clase política. Una clase política verdadera, ética e idónea. Gente ha alma blanca y de buen corazón. Una clase política que vele por el bienestar de todos, sin excepción alguna. Seamos de derecha, de izquierda e incluso populistas. Seamos Collas, Cambas o Chapacos, crespos o lacios.

Necesitamos una nueva clase política meritocrática, que sea amada y respetada por su pueblo. Necesitamos un liderazgo patriótico con grandeza de espíritu, que busque por encima de los intereses sectoriales, ideológicos o raciales, el bienestar de la Nación en su conjunto. Un liderazgo que nos haga sentir bolivianos a todos. Un liderazgo integrador.

Precisamos reivindicar "La Noble Carrera de la Política", como una profesión de servicio público honesto, sabio y diligente. Solo así el país aspirará a salir del Tercer Mundo y dejar de ser el país fallido que somos.

Por desgracia los masistas están "muuuuuuuuy" lejos de esta nueva clase política. Ellos son los peores que he visto en mi ya larga vida. Seguiremos aguardando por ella. Esperamos que la vida nos alcance para verla.