Berlusconi puede dejar de ser primer ministro de Italia este fin de semana

El presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, preocupado por la crisis de su país

El presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, podría nombrar al excomisario de la Unión Europea Mario Monti Primer ministro entre el domingo o el lunes de la semana próxima, después de que se aprueben las reformas exigidas por la UE y tras la dimisión del actual primer ministro, Silvio Berlusconi, según informa este viernes la prensa italiana.

Según el diario Corriere della Sera, el Ejecutivo podría formarse ya el mismo domingo a fin de que haya un Gobierno establecido en la apertura de los mercados del lunes. Las reformas ‘anticrisis’ se han presentado este viernes en el Senado y han sido aprobadas. La presión de los mercados ha provocado esta celeridad en la cámara italiana, ya que el país se encuentre al borde del abismo.

Las medidas pasarán el sábado previsiblemente a la Cámara de los Diputados para ratificarlas de forma definitiva y justo después, Silvio Berlusconi presentará su dimisión ante Napolitano, tal como prometió el pasado martes.



Así, Napolitano tendría las manos libres para poder nombrar a Monti como Primer ministro de un Gobierno de tecnócratas, que permita dar confianza a los mercados y ponga en práctica las medidas que aprobará el Parlamento este fin de semana.

Monti mantuvo un encuentro de más de dos horas con Napolitano este jueves, y posteriormente se reunió con diferentes representantes de todas las fuerzas políticas. Según han informado varias fuentes al diario La República, Monti habría asegurado que si debe «asumir esta responsabilidad» no puede aceptar «que se imponga un programa y una estructura de Gobierno», por lo que ha exigido a Napolitano tener la facultad de elegir él a los ministros del futuro Ejecutivo.

Partidarios y detractores

A pesar de que Monti se perfila como el favorito de Napolitano para guiar este Ejecutivo técnico, después de nombrarlo el miércoles como senador vitalicio, el excomisario no cuenta con el apoyo de la Liga Norte, aliada del partido de Berlusconi, Pueblo de la Libertad (PDL), ni de Italia de los Valores (IDV), uno de los partido opositores.

Monti estaría apoyado por el opositor Partido Democrático y las fuerzas de centro-derecha, Unión de Centro y Futuro y Libertad. Por su parte, el líder del PD, Pier Luigi Bersani, ha recordado al principal dirigente del IDV, Antonio Di Pietro, que «primero va Italia» y después «la política y sus alianzas».

Por su parte, el PDL está dividido respecto al nombramiento de Monti y sobre la hipótesis de un Gobierno técnico. Varios diputados, entre ellos el exministro de Desarrollo Claudio Scajola, apoyan que se convoquen elecciones anticipadas, aunque Berlusconi advirtió este jueves por la noche de que «los mercados no esperan meses» y que su partido «no puede ir en contra de los mercados».

«Si convocáramos elecciones anticipadas caerían sobre mí todas las culpas del mundo, la caída de la Bolsa, el fracaso de los bancos y la subida de la prima de riesgo», ha explicado a sus colaboradores.

El futuro de Berlusconi

A pesar de que la dimisión de Silvio Berlusconi como Primer ministro italiano es algo con lo que se cuenta de antemano en el país transalpino, el gobernante italiano se ha caracterizado en los últimos días por sus cambios de parecer respecto a su futuro. En un primer momento, con la UE exigiendo la aplicación de las reformas económicas, y con los mercados estrangulando financieramente a Italia, Berlusconi anunció que dimitiría después de que se instaurasen estas nuevas medidas para luchar contra la crisis económica.

Solo unas horas después, el todavía Primer ministro sembró dudas en torno a la dimisión, al asegurar que no se presentaría a las elecciones anticipadas que se celebrarían en febrero. En ningún momento mencionó el término «dimisión», como si hizo en la anterior ocasión, lo que despertó las sospechas sobre si había decidido dar marcha atrás en su decisión de renunciar, dada la ambigüedad de sus palabras.

Finalmente, parece que Berlusconi dimitirá este fin de semana, ya que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, afirmó que «no hay dudas» sobre la dimisión del actual Primer ministro. Y todo parece estar listo para la llegada de Monti.

Fuente: www.20minutos.es