Lío por el TIPNIS afectará discurso de Evo en cumbre de cambio climático; indígenas lo declaran “enemigo”

Dicen que el conflicto por el TIPNIS pesará al país en la próxima cumbre sobre el cambio climático que se realizará en Durban, Sudáfrica en diciembre próximo.

Dicen que lío por el TIPNIS pesará al país en Durban

ERBOL / La Paz.- Emilio García-Apaza, especialista y miembro de la Coordinadora sobre el cambio climático en Bolivia, dijo que el conflicto por la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, entre indígenas del TIPNIS y el Gobierno, afectará el discurso y la posición de Bolivia en la próxima cumbre sobre el cambio climático, Conferencia de las Partes número 17 (COP 17), que se realizará en Durban, Sudáfrica en diciembre próximo.

García-Apaza señaló que la falta de coherencia en el discurso de defensa del medio ambiente, dentro y fuera del país, ha dado lugar a muchas críticas.



“Ya nos han reclamado muchos países sobre la coherencia que nosotros manejamos, al interior del país con respecto a la coherencia externa; entonces, una de las primeras variables que nosotros estamos manejando es homogeneizar nuestro discurso tanto al interior como al exterior, es decir, la aplicación de nuestra propia Constitución y tal vez bajar un poco el tono político en el discurso”, sostuvo.

El especialista enfatizó que “a nivel gubernamental debemos ser coherentes con nuestro discurso a nivel internacional”, pero siempre desde el grado de desarrollo y responsabilidad de cada país, que se enmarque “en una perspectiva justa”.

El funcionario dijo que la actual política del Gobierno, con respecto al cuidado del medio ambiente, se enmarca dentro de la perspectiva del equilibrio del desarrollo de los países.

“Eso parte justamente de lo que se llama una diferencia en las responsabilidades que tiene cada país. Si hablamos de cambio climático hablamos a nivel global, que si nosotros reducimos todas las emisiones (de gas invernadero) no ayudaríamos prácticamente en nada a este problema”.

“Tenemos que ver desde la coherencia de nosotros como país, todavía estamos en desarrollo y tenemos las capacidades muy limitadas. Si hablamos de necesidades de la población como la instalación de gas, tenemos que hacer el esfuerzo para satisfacer estos requerimientos”.

Los indígenas de tierras bajas declaran enemigo a Morales

Resuelven vigilia permanente de las 12 organizaciones de la CIDOB.

Medidas. En la Comisión Nacional de la CIDOB no se descartó asumir acciones legales si el Ejecutivo modifica o deja sin efecto la Ley 180 de protección del TIPNIS.

image El presidente Morales, en la plaza Murillo; fue en octubre.

Página Siete / La Paz – 22/11/2011

La Confederación Indígena del Oriente Boliviano (CIDOB), en la asamblea de la V Comisión Nacional, resolvió declarar al presidente Evo Morales y a su Gobierno “enemigo” de los pueblos indígenas de tierras bajas por insistir en la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

“Por habernos mentido sobre la protección del TIPNIS promulgando la Ley 180, que no tienen ninguna intención de cumplir y más bien mantiene su decisión de construir la carretera; por lo tanto, declaramos al presidente Juan Evo Morales Ayma y a su Gobierno como enemigos de las naciones y pueblos indígenas del oriente, Chaco y Amazonia”, señala el documento aprobado.

Asimismo, denunciaron las acciones divisionistas del Gobierno, “que en su afán de construir la carretera por el TIPNIS ha intervenido las comunidades indígenas, procediendo a desinformar, chantajear y ‘sobornar’ a algunos dirigentes para que acepten su proyecto carretero”.

“El Gobierno quiere seguir enfrentando a dos departamentos, como lo está haciendo con Oruro y Potosí”, señaló el presidente de la CIDOB, Adolfo Chávez.

La V Comisión Nacional de la CIDOB se realizó con carácter de emergencia después que el Gobierno decidió suspender las actividades empresariales y productivas en el TIPNIS.

El senador del MAS Eugenio Rojas calificó la posición indígena de “política”.

“Los que se adelantan declarando enemigo o se ha escuchado revocatorio, eso es político, pero el revocatorio no va a funcionar, eso es politizar”.

Deslindó responsabilidad del Jefe de Estado en los pedidos de construcción de la vía y justificó que se encuentra entre las demandas de dos extremos.

Los indígenas también resolvieron rechazar la campaña mediática y política del Presidente que pretenden anular la ley corta, las versiones “falsas” sobre la situación del TIPNIS porque son producto de una inspección unilateral.

Rechazan la marcha del 24 de noviembre promovida por el Gobierno, que partirá de San Ignacio de Moxos, con el objetivo de anular la Ley 180. Y también responsabilizaron a Morales de cualquier violación en contra del TIPNIS y de los indígenas.

Conamaq amenaza con revocatorio

El mallku del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Rafael Quispe, advirtió que puede haber un posible referéndum revocatorio de mandato del vicepresidente Álvaro García Linera si es que pretende modificar la ley corta de preservación del TIPNIS.

“En la segunda movilización no se va a pedir otra ley, ¿qué se va a pedir nuevamente?, ¿qué confianza vamos a tener?, (lo que se va a promover) es el revocatorio o acortamiento de mandato como una salida política”, dijo Quispe.

Según el representante, el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera siguen promoviendo la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, pese a la vigencia de la ley corta.

“¿Quién está promoviendo desde las bases cocaleras?, es Evo Morales y el Vicepresidente bajando a los lugares y chantajeando con las obras”. Morales en más de una oportunidad sugirió que la responsabilidad de la construcción de la vía no pasa por una decisión suya, sino por la de los dirigentes que promovieron la aprobación de la Ley 180.