Malas calificaciones producen la muerte de un menor en un confuso hecho

Un caso de supuesto suicidio que habría cometido un menor tras haber sido regañado por su padre el día viernes por sus malas calificaciones, hoy se convierte en una investigación por supuesto asesinato. El hecho se dio cuando Marco Ampuero C., de 44 años, habría descubierto que su hijo obtuvo malos resultados en sus exámenes por lo que procedió a regañarlo, provocando que el joven, Marco Ampuero O., de 15 años se quitará la vida con un disparo en la región derecha del tórax, de acuerdo a las versiones del padre, quien intentó auxiliarlo pero no pudo hacer nada, según indica el padre en declaraciones sobre el hecho.

Por las condiciones confusas del caso, la fiscalía determina imputar por asesinato al padre del menor, dado que en ese momento, solo se encontraban él y la víctima en el lugar de los hechos, indicó el fiscal Osman Arias. La policía tiene dudas acerca de las circunstancias en las que murió el menor, se han realizado pruebas de guantelete tanto a la víctima como al testigo (padre), y un informe de balística revelará el ángulo en el que fue disparado el revólver calibre 22 que supuestamente uso el joven para quitarse la vida, indicó Arias. Por estos elementos el padre guarda detención en una celda de la comisaría de Los Tusequis en espera de una audiencia para esclarecer el caso y determinar su situación.

Fuente: Red Uno.



[vid url=http://cd1.eju.tv/videos4/E1111070705.mp4]