Corea dice que en Bolivia no hay reglas claras para invertir

Evaluación. Embajador señala que tras nacionalización no hay buena imagen. El representante diplomático coreano asegura que Kores y Posco están interesadas en la industrialización del litio y que cuentan con tecnología de punta.

image



La Paz. El gobierno de Corea del Sur rubricó ayer un compromiso con Bolivia para promover el salto tecnológico de la Aduana Nacional, que será sometida a una reingeniería integral en los próximos dos años. Foto ABI.

Página Siete / La Paz

Según el embajador de Corea del Sur, Chun Young Wuuk, en Bolivia no hay reglas claras para invertir, pero a pesar de ello el diplomático explicó que las empresas de su país mantienen su interés de participar, en el futuro, en proyectos para la industrialización de baterías de litio.

Consultado sobre si hay temor de parte de las empresas coreanas de invertir en Bolivia, respondió: “Sí hay francamente algunas preocupaciones porque todavía no está todo aclarado”.

El representante de Corea del Sur precisó que ese temor de las compañías se origina en el hecho de que el Estado boliviano nacionalizó varias empresas que operaban con capitales externos.

“Hace unos años, el Gobierno boliviano nacionalizó muchas empresas extranjeras, esa noticia ha llegado a empresarios coreanos, quienes hasta ahora no tienen una buena imagen sobre Bolivia, pero poco a poco está cambiando”, dijo.

En su criterio, lo que hace falta en el país es una ley de inversiones que fije reglas claras para los inversionistas extranjeros.

Una vez que esté lista esa nueva normativa, dijo, trabajará junto con las autoridades nacionales para cambiar la imagen que tiene Bolivia en su país.

A pesar de ello, el diplomático dijo que aún se mantiene el interés de los empresarios coreanos por invertir, por ejemplo, en la fabricación de baterías de litio.

El Gobierno estableció tres fases para la industrialización del litio y ha previsto que empresas extranjeras sólo participen en la provisión de tecnología a partir de la tercera fase.

El embajador explicó que su interés de participar en esa fase de la industrialización surge porque, según expertos del área, en diez, 20 ó 30 años el mundo vivirá la era de los coches electrónicos, que operan con baterías de litio.

“A nivel mundial Corea es un país exportador de coches y está en el número 5 en el ranking y por eso naturalmente los empresarios coreanos tienen mucho interés en baterías de litio”, dijo.

Las empresas interesadas en la fabricación de esas baterías, precisó, son Kores y Posco. Ambas con tecnología de punta que puede abaratar los costos de producción en el futuro.

Fases del proceso

Decisión. El Gobierno boliviano decidió industrializar con sus propios medios el litio y otros recursos evaporíticos. Únicamente aceptará socios para la provisión de la tecnología necesaria en la fabricación de baterías.

Etapas. El proyecto se desarrollará en tres fases: la primera arrancó en 2011 con una inversión de 17 millones de dólares; la segunda etapa será entre 2013 y 2014 y se prevé invertir 485 millones de dólares. La tercera fase, para la fabricación de baterías de litio, se iniciará en 2014 y ahí se aceptarán socios.

Inversión. El Ejecutivo prevé destinar 902 millones de dólares a las tres fases.