Crisis en el concejo. Desirée Bravo: ¿Porqué tienen que tener cuota los masistas?

Conflicto en Santa Cruz. La presidenta del organismo deliberante niega que la crisis sea porque los masistas piden más pegas.

image Ref. Fotografia: La predidenta del Concejo, Desirée Bravo.

A consecuencia de una ley municipal que separa los poderes Legislativo y Ejecutivo, la bancada oficialista del Concejo vive sus momentos más críticos.



La presidenta del órgano legislativo de Santa Cruz de la Sierra, Desirée Bravo, respondió molesta cuando le preguntaron si esta se debe a la exigencia de mayor cuota de pegas que exige el Movimiento al Socialismo para no tocar al Alcalde Percy Fernández que enfrenta una decena de juicios y que algunos concejales quieren frenar con la norma que también le faculta a ellos contratar gente y tener un mayor desenvolvimiento económico. "Por qué tienen que haber cuotas", dijo.

Esto a raíz de lo sucedido el pasado 1 de diciembre, cuando en una  bochornosa sesión, enviaron a Bravo a la Comisión de Ética,  por no haber aprobado la norma que le resta poder al alcalde Percy Fernández y amplía la autonomía del Concejo.

La decana del ente legislativo cruceño, volvió a sostener que no puede promulgar una norma ilegal y que no teme ser pasada a la Comisión de Ética, ya que ella se debe al pueblo que la eligió.

Ese mismo día, el burgomaestre cruceño, aseguró que la ley de separación de poderes aprobada por el Concejo Municipal esta “impregnada” de inconstitucionalidad y que por ello no la promulgó, ni la promulgará.

División oficialista. Las fisuras entre los oficialistas se han ahondado en las últimas semanas. El 2 de diciembre, el concejal Enrique Landívar declaró en Unitel que  tiene un distanciamiento con el alcalde Fernández desde hace mucho tiempo e incluso votó en contra de Bravo cuando fue ratificada en el cargo.

Una semana antes, la edil oficialista Sibely Ortiz, le pidió a la titular del hemiciclo municipal dar un paso al costado, si no tenía la capacidad de promulgar la Ley de Adecuación Municipal. Bravo se defendió sosteniendo que no tiene porque responder a "unos muchachos". Incluso desafió no temer a que sea revocada del cargo.

Mientras que los otros ediles oficialistas Óscar Vargas, Leonardo Roca, Yanine Parada y Manuel Saavedra, explicaron a los medios que esa interpelación no era división de la bancada persista.

Sin embargo, justificaron el pedido de su colega Ortiz, hasta que sucedió el incidente del viernes pasado, en el que masistas avasallaron la oficina de la concejal masista Arminda Velásquez, por haber apoyado a los contrarios a Percy.

El MAS también en crisis. Antes de la sesión del 1 de diciembre, el concejal Saúl Ávalos comentó que era una pugna de poder entre el  oficialismo, pero la agresión de Velásquez, desnudó también la división de los masistas.

La edil agredida acusó a su compañero de partido José Quiroz como el responsable de los enfrentamientos.

Incidente que promovió a la agrupación Alianza Solidaria Popular (ASIP) principal aliado del MAS, a convocar a una reunión en el domicilio del jefe de esa agrupación Roberto Fernández, para analizar y evaluar su pacto con los masistas. A pesar que esa reunión estaba prevista para las 16.00 de ayer, se postergó a último momento, ya que el edil Freddy Soruco estaba de cumpleaños.

El analista Jimmy Ortiz culpa de todo a la mayor angurria de poder de los masistas.

Suplente advirtió de un boicot a Percy

El concejal Rómer Pórcel dijo que desde septiembre viene advirtiendo un complot contra el alcalde  y la presidenta del concejo  al interior del oficialismo.

‘Deben acatar lo que decida el pleno’  

Dijo el concejal  Leonardo Roca  sobre la decisión de la presidenta desirée bravo de resistirse a promulgar la ley de adecuación municipal que separa los poderes.

DESIRÉE BRAVO

‘No temo ser  suspendida  del cargo’

P. ¿Teme ser suspendida del cargo?

D.B. Si ellos (concejales) me quieren suspender están en su derecho, pero no me preocupa. Me preocuparía si los vecinos mandan una carta para que me suspendan porque no los atendí o porque el Alcalde no les hizo las obras.

Me preocuparía si hubiera cometido algún acto de corrupción en los 20 años que llevo como concejal y si algún vecino se quejaría porque no lo atendí.

P. ¿Usted quiere ser alcaldesa?

D.B. ¿Cómo?. Yo tengo un Alcalde que respeto, que es el ingeniero Percy Fernández, por quien la mayoría de los vecinos votaron en las pasadas elecciones municipales.

Además, sin la figura de él (Percy) no se hubiera obtenido siete concejales y tampoco gozaría de la voluntad popular.

P. ¿Limará asperezas con sus colegas oficialistas?

D.B. No tengo porque hacerlo, ya que no hice nada malo, simplemente hacer respetar la legalidad.

El Día