Dos marchas: la misma ruta y un trato diferente

Análisis. Los discapacitados, rumbo a La Paz. La de los indígenas del Tipnis tuvo una mayor cobertura de los medios y fue atacada por el Gobierno.

image

El diputado de Convergencia Nacional, Jaime Estívariz, lanzó ayer un pedido desesperado a la sociedad y al Gobierno: "No somos de piedra, somos seres humanos y merecemos el mismo trato", dijo, a tiempo de pedir mayor cobertura de los medios de comunicación y sensibilidad a la gente.



Y lo hizo después de sostener una reunión con autoridades del Poder Ejecutivo y el Legislativo para viabilizar el pedido de aprobar una ley de trato preferente para las personas con discapacidad y el pago de un bono de 3 mil bolivianos.

"Nos están dando vueltas y hasta nos dicen que nuestro pedido es inviable porque el Estado no tiene recursos para aumentar más sus gastos", dice.

‘Una marcha invisible’. El diputado Estívariz, que tiene impedimento de locomoción y se desplaza en silla de ruedas, señala que decidieron realizar esa movilización luego de haber protestado en varios departamentos, cosido los labios, colgado de los puentes y hasta enfrentado con los policías en Santa Cruz.

Sin embargo, su marcha no ha tenido la misma repercusión que la de los indígenas, que igual salió desde Trinidad, Beni, rumbo a La Paz exigiendo la protección del Parque Nacional Isiboro Sécure.

No hay solidaridad. El delegado cruceño de la Defensoría del Pueblo, Hernán Cabrera, dice que no se le dio menor cobertura que a la marcha del Tipnis, porque se han canalizado los pedidos ante la Asamblea Legislativa Plurinacional y el Poder Ejecutivo. Pero no han tenido respuestas.

"Inclusive hemos hecho campañas de solidaridad para recaudar alimentos, pero no hemos recibido pronunciamientos", apuntó.

Juega al desgaste. El politólogo Carlos Cordero dice que el Gobierno aprendió con la marcha indígena y a la de los discapacitados ha decidido ignorarla. Ni se ocupa de desprestigiarla y menos intentará reprimirla. En su criterio, su estrategia es agotarlos físicamente y "dejarlos llegar a La Paz para negociar con ellos y que estos acepten cualquier cosa".

22 Días

Llevan caminando los discapacitados que salieron desde Trinidad rumbo a La Paz.

65 Días

Caminaron los indígenas. Tenían apoyo de algunas ONGs y redes sociales.

Pueden llegar al Palacio en Navidad

Los discapacitados transitaron más de 20 días y piensan llegar al palacio de gobierno en la víspera de navidad para sensibilizar al gobierno sobre sus pedidos.

1 MARCHA INDÍGENA

Eran alrededor de 1.500 indígenas que marcharon por espacio de  65 días, del 15 de agosto al 19 de octubre. Fueron reprimidos durante el camino y acusados de ser manejados políticamente

¿Cuáles eran sus pedidos?

Fundamentalmente que la carretera San Ignacio  de Moxos-Villa Tunari pase por el corazón del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure. Al final consiguieron ese objetivo con la promulgación de una ley corta y una reglamentación que garantiza a los indígenas la explotación de sus recursos naturales.

2 CARAVANA DE LOS DISCAPACITADOS

Salieron el 16 de noviembre también de Trinidad, Beni, y llevan por el camino 22 días. Empezaron 17 personas pero ahora suman 70 y esperan llegar a La Paz en unos 15 días.

¿Cuáles son sus pedidos?

Los discapacitados piden la aprobación de una ley de trato preferente que les garantice la cobertura de  las necesidades básicas y un bono de 3 mil bolivianos anuales para las personas que no puedan realizar ningún tipo de trabajo. Están ahora por la población de 4 Cañadas,  a 150 kilómetros de Santa Cruz.

PUNTO DE VISTA

José Pomacusi

Productor del Programa ‘No Mentirás’

Será difícil que superen los hechos de la marcha del Tipnis’

"Puede que la marcha de los discapacitados sea tal vez igual de justa que la que realizaron los indígenas del Tipnis. Pero creo que equivocaron el método porque encontraron a una sociedad cubierta con ese tipo de sucesos. Dudo que pueda superar a la del Tipnis por más que el dramatismo crezca con el transcurso de los días y llegue a ser parte de al agenda de los medios de comunicación. Por eso es que las marchas indígenas han sido 6 en 20 años. Sin embargo, eso no significa que los medios deben dejarla de cubrir. Por el contrario, deben hacerlo y dar a conocer cuáles son sus pedidos para que de a poco la gente vaya sensibilizándose".

El Día