La Cidob invita a Evo a la cumbre indígena, pese a duros ataques del gobierno

Iniciativa. El ‘vice’ García Linera acusó a los nativos y a Costas de aliarse contra el MAS. Alfredo Chávez pide al Gobierno no desesperarse e invitó al presidente a Santa Cruz.

imagePosición. El presidente de la Cidob, Adolfo Chávez, al momento de dar a conocer los motivos de la cumbre indígena

La Cidob decide invitar a Evo a la cumbre indígena



David Moreno. Agencias, El Deber

La tensión que vive el Gobierno por la convocatoria paralela que han hecho las organizaciones originarias de la Cidob y el Conamaq para un encuentro nacional por tierra y otras temáticas sectoriales, del 13 al 15 de diciembre en Santa Cruz, con un cabildo abierto donde participarán gobernadores, alcaldes, organizaciones sociales y de trabajadores como la COB, no se puede ocultar.

Ayer, el vicepresidente Álvaro García mostró su molestia por esta iniciativa indígena y acusó a la Cidob de armar una alianza con el gobernador Rubén Costas. El segundo mandatario recordó la alianza de asambleístas indígenas en la Asamblea Departamental con la agrupación Verdes, de Costas, en desmedro de las aspiraciones de los representantes del MAS.

Sin embargo, el dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente de Bolivia (Cidob), Adolfo Chávez, no dio importancia a las acusaciones y pidió al vicepresidente serenidad.

“Que se tome pastillas de ‘tranquilisín’ y de ‘calmadolín’, que la Cidob no tiene ninguna alianza política con ninguna agrupación ciudadana”, expresó Chávez. Luego, agregó que han decidido invitar a este encuentro indígena al presidente Evo Morales “para que venga acá a trabajar”.

Para Chávez las acusaciones de García Linera muestran que el Gobierno está preocupado por lo que puede pasar en esta cita. “Mas bien que estén contentos, porque acá va a salir la agenda sentida del pueblo mismo y no como lo ve un partido político y que dice que todo está bien. Acá va a haber la esencia de la verdadera democracia”, subrayó el líder indígena.

A su  vez, la ministra de Autonomías, Claudia Peña, dijo que no conocía de esta invitación de la Cidob al presidente del Estado, pero que en todo caso más bien los indígenas deben asistir a la cumbre de Cochabamba. “Es el espacio donde se ha convocado para conversar todos los temas que la gente proponga. Una cumbre paralela no me parece que sea pertinente ni constructiva en este momento”, expresó Peña.

Asimismo, el secretario de Gobierno de la Gobernación cruceña, Vladimir Peña, sostuvo que la actitud del vicepresidente “muestra desesperación del Gobierno nacional por el fracaso que está teniendo, de las intenciones del masismo de regenerar el discurso del proceso de cambio ante los últimos hechos que han demostrado que la tesis indigenista, de igualdad, de inclusión y de defensa de la Madre Tierra, solamente era una impostura”.

Con relación a las invitaciones para el cabildo que se realizará el día 15, como conclusión de la cumbre indígena, Chávez manifestó que se están enviando invitaciones a todos los gobernadores del país, alcaldes y de otras organizaciones civiles.

El secretario general de la Gobernación beniana, Carlos Dellien, dijo que la invitación aún no había llegado, pero que de llegar hay la posibilidad de que el gobernador Ernesto Suárez participe.

Igualmente, Vladimir Peña sostuvo que el gobernador Costas no recibió aún la invitación, pero si llega tiene la predisposición de asistir.

Gremio de la prensa no asistirá

Cinco organizaciones de periodistas y de trabajadores de la prensa declinaron asistir a la cumbre. La Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB), la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP) y la Asociación Boliviana de Radiodifusoras (Asbora) rechazaron la invitación cursada por el Ministerio de la Presidencia.

“Dicha cumbre, convocada por el presidente Evo Morales para diseñar y proyectar la agenda económica y productiva del país, así como plantear prioridades sociales con base en el fortalecimiento de la economía nacional, tendrá un escenario de debate, diálogo y discusión esencialmente político y técnico, por lo que nuestra participación en ese evento no condice con los objetivos institucionales de las organizaciones periodísticas firmantes, expresa el documento del gremio de los comunicadores.

En relación con el debate sobre los medios de comunicación, propuesto por algunos sectores sociales afines al Gobierno, el gremio de la prensa señala que el trabajo de los medios está debidamente reconocido, contemplado y protegido por los artículos 21, 106, 107 y 410 de la Constitución Política del Estado, la Ley de Imprenta y diversos tratados de Derechos Humanos a los cuales la misma Carta Magna reconoce el rango de supranacionales.

De igual modo, la Confederación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Bolivia expresa su desavenencia en participar en esa cumbre.

Son los momentos más críticos

María Teresa Zegada  /  Socióloga y analista política

El Gobierno está pasando por sus momentos más críticos, justamente por el modo en que comenzó el año, con una medida como el ‘gasolinazo’ y, obviamente, como consecuencia de la administración del conflicto del Tipnis.

Entonces, de alguna manera, esta convocatoria de la cumbre es un intento del Gobierno de recuperación, por una parte, de las bases sociales que lo sustentan, en una reunión de intercambio, de poner en práctica su idea de mandar obedeciendo.

Por otra parte, sin embargo, el Gobierno constituye una agenda cerrada, inclusive es probable que algunos de los temas estén de alguna manera ya establecidos en su contenido y esto ha despertado la susceptibilidad de los sectores. Primero, que no se han visto interpelados por esa convocatoria porque ya no se sienten parte, de alguna forma, incondicional como antes, de este proyecto político.

De otro lado, porque estos sectores han manifestado de diversas maneras que hay muchos otros temas que también debieran tratarse en la cumbre y que no se están atendiendo de una manera abierta.

Ante la sensación social de que este evento es una actividad del Movimiento Al Socialismo solo con las organizaciones ahora incondicionales y donde, además, emergería una especie de legitimación de medidas ya tomadas.

Ante esa esa percepción, no es que sea así, pero ya la sienten de esa forma, puesto que muchos sectores sociales, no solamente los indígenas han optado por no participar o por aprovechar esta coyuntura de reflexión y de proyecciones para al futuro para realizar sus propios eventos, evidentemente críticos.

Jóvenes de la Cidob y Conamaq definen estrategias

image

Ref. Fotografia: ENCUENTRO. Alrededor de un centenar de jóvenes de la Cidob y la Conamaq se reunieron en la Colonia Piraí para sellar alianza.

El Día

En el primer encuentro de jóvenes de la Cidob y la Conamaq se selló una alianza para definir estrategias de defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), ante las amenazas de los aliados del Gobierno de violentar la ley que prohíbe la carretera.

Tomás Candia, responsable de los  jóvenes de la Confederación Indígena de Bolivia (Cidob), dijo que también se definió el apoyo logístico del encuentro que se realizará del 13 al 15 de este mes para analizar la problemática de los 36 pueblos de tierras bajas y altas. El evento se realizó ayer en la Colonia Piraí.

Mandos Por otra parte, Álvaro Nava, uno de los cuatro responsables de la cartera de jóvenes de la Conamaq, informó que este 19 y 20 de diciembre se renovará los mandos de esa organización andina./MCM.