Represión a indígenas: Declaraciones de dos jefes policiales revelan que no se rompió la cadena de mando

Las declaraciones de dos jefes policiales ante la fiscalía revelan que no se rompió la cadena de mando en la orden de reprimir a los marchistas indígenas el pasado 25 de septiembre, versión que contradice al ex ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, quien negó su responsabilidad en la orden señalando que “se había roto la cadena de mando”. El general Oscar Muñoz, ex subcomandante de la Policía, señala desde un principio que su persona fue convocada por el Comandante General de la Institución, general Jorge Santiesteban, para viajar con urgencia desde Santa Cruz hasta Yucumo y agregó que el plan de operaciones para la represión fue firmado por esa misma autoridad.

Respecto a la orden de actuar, indicó que la recibió de parte del ex viceministro Marcos Farfán, quien antes de indicarle realizar la operación pidió 15 minutos de espera. “Aproximadamente a las 4 de la tarde cuando unos policías estaban en unas casas aledañas a donde se encontraban los marchistas fueron rodeados y amenazados con su arcos y flechas lanzas y otro tipo de objetos contundentes a un grupo de policías, momento en el que se informó al viceministro Farfán de la situación en la que se encontraban los policías, quien me dijo que espere 15 minutos que él me devolvería la llamada”, señala Muñoz, en las declaraciones a la Fiscalía, a las que tuvo acceso ATB.

“Pasado ese tiempo – prosigue Muñoz- me llamó (Farfán) al teléfono de mi ayudante o mío no puedo precisar, ya que los dos teléfonos los maneja mi ayudante Erick Clavijo, en esta llamada me indica que se realice las operaciones policiales, consistentes en traslado de los marchistas a sus lugares de origen, es decir a sus comunidades con la finalidad de que no existe un enfrentamiento entre los interculturales y los marchistas que se encontraban muy cerca en el lugar”.



En tanto, el general Oscar Chávez Rueda, que también participó en el operativo de Yucumo, confirmó, en declaraciones a la fiscalía, que todas las ordenes recibió del Comandante de la Policía y de Oscar Múñoz. Recientemente, Llorenti dijo que su persona no ordenó reprimir a los marchistas, mientras que Farfán descargó la responsabilidad en el ex Ministro de Gobierno.

Fuente: ATB.

[vid url=http://cd1.eju.tv/videos4/E1112020701.mp4]