Varios países ya reciben el Año Nuevo

SIDNEY. El cielo de la ciudad australiana se ilumina durante uno de los espectáculos previos para celebrar la llegada del Año Nuevo

Los habitantes de Nueva Zelanda y Australia fueron de los primeros, junto a los de los pequeños Estados insulares de Samoa y Kiribati, en dar la bienvenida al 2012.

El Año Nuevo llegó en primer lugar a los pequeños estados de Samoa y Kiribati y al territorio neozelandés de Tokelau, ubicados en el Pacífico Sur.

Samoa y las islas Tokelau han hecho historia este año al pasar de ser las últimas en celebrar el Año Nuevo a ser las primeras porque en la medianoche del 29 de diciembre cambiaron de uso horario y pasaron a la franja horaria del Pacífico, dando un salto hacia adelante de 24 horas y eliminando un día de su calendario. Es por ello que el 30 diciembre pasó a ser el 31 de diciembre y este año, entonces, son los primeros en dar la bienvenida al año 2012.



Las islas de la Línea, donde residen apenas un par de miles de personas, pertenecen a Kiribati, un estado insular del Pacífico que se extiende 500 kilómetros a ambos lados de la franja horaria, por lo que en el pasado unas islas vivían en un día diferente al resto de las islas del país. Por decreto gubernamental, todas las islas se encuentran en el mismo uso horario desde 1995

En Apia, la capital de Samoa, miles de residentes y turistas se despidieron el 2011 tras asistir durante el día a las celebraciones que se organizaron para festejar el cambio de horario.

A unos 2.300 kilómetros al noreste de Apia o a unas tres horas de vuelo, también ha llegado el 2012 para los cerca de 5.000 habitantes de Navidad (Christmas ó Kiritimati) y para el resto de la población de las islas del Estado de Kiribati.

También llegó el Año Nuevo en el territorio neozelandés de Tokelau, formado por un grupo de atolones que ocupan una superficie de 10 kilómetros cuadrados y que habitado por unas 1.400 personas. Una hora después, fue el turno de Niue, Islas Salomón, el reino de Tonga y Nueva Zelanda.

En la ciudad de Auckland, la mayor de Nueva Zelanda, tuvo lugar con motivo del Año Nuevo un espectáculo de fuegos artificiales de cinco minutos de duración, pero en Wellington, la capital, las autoridades han cancelado los festejos debido al mal tiempo.

En la ciudad australiana de Sidney, miles de personas se habían congregado a media tarde en los alrededores del emblemático edificio de la Casa de la Opera para celebrar allí la llegada del Año Nuevo. Un show de 20 minutos de fuegos artificiales iluminó el cielo.

Más tarde llegó el nuevo año en Japón. Habitantes de Tokio salieron a las calles y dieron la bienvenida al 2012 soltando globos al aire.

Fuente: www.clarin.com