Cristina y Milenka Zankiz, hermanas en la vida y en el arte de la música

sankizTienen una evidente inclinación por los números, pero la pasión de la música es lo que destilan las hermanas Zankiz.

Cuando se las escucha tocar, no solo sorprende su manera de transmitir la música, sino la particular belleza que tienen Cristina (28) y Milenka Zankiz (21) más conocidas como las "hermanas Zankiz" del Ensamble de Cuerdas Zipoli. Amantes de la música desde pequeñas, y ahora un referente entre los artistas,  viven la vida de distintas manera; Cristina, casada con Luis Fernando Strauss, y Milenka, aún en la universidad  y con un título en sus hombros: Reina de Santa Cruz. Ellas se encuentran frecuentemente para hacer los que más les gusta: tocar.  Hijas de Miguel Ángel Zankiz y Ana María Leigue, disfrutan cuando en sus interpretaciones transmiten al público todo aquello que el compositor plasmó en su obra.

Entre un feliz matrimonio y su pasión por enseñar. Cristina, que disfruta de su trabajo enseñando a niños y jóvenes a disfrutar de la música, deleita de una manera sublime al público cuando se encuentra con su violín. Ella aprovecha su tiempo libre para compartir con su esposo o una amena tertulia con amigas y sus hermanas. En un futuro, la artista desea consolidar su proyecto de la Academia Music House con nuevos desafíos, mostrando a través de conciertos y trabajo los grandes cambios que se pueden lograr a través de la música en la sociedad.



Cristina, que empieza su día  con la práctica individual o ensayos desde las 8:30 de la mañana, hace lo posible para compartir con su familia. Pero el día no se acaba, debe atender citas de empresas o novios que requieren los servicios del Ensamble de Cuerdas Zipoli.

Entre aplausos y reinados. Milenka, que  después de cada presentación, disfruta de escuchar los aplausos y felicitaciones, es amante del violín y el piano. Estudiante de la carrera de finanzas en la Universidad Privada de Santa Cruz – UPSA, comparte el tiempo de su día entre sus estudios,  su trabajo de medio tiempo en la empresa de exportación llamada Premier Global Brands y sus actividades como reina de Santa Cruz. Con 21 años, es amante del voleibol, pero dejó de practicarlo por ser un deporte "prohibido" para los violinistas, por el riesgo de quebrarse algún dedo y  por falta de tiempo. "Me inicié en la música desde muy niña, a mis 5 años. En un principio fue por iniciativa de mis padres y por seguir a mis hermanas mayores, luego se convirtió en parte de mi vida", cuenta la bella artista, que confiesa que estudió Ingeniería Financiera porque no quisiera vivir de la música. "Para mí, la música es mi pasión", manifiesta.

"Los sentimientos van acorde a lo que estoy interpretando, porque cada música transmite cosas distintas’.

Milenka Zankiz
Artista

"Si uno sabe aprovechar la versatilidad que tiene el hacer música considero que es posible vivir de ella.

Cristina Zankiz
Artista

Fuente: www.eldia.com.bo