La boliviana que recibió al papa en Corea: “Fue un sueño hecho realidad”

La boliviana, procedente de Beni, fue una de las integrantes de la reducida comitiva que dio este jueves la bienvenida al papa Francisco en el aeropuerto de Seúl, Corea del Sur. El sumo pontífice busca reforzar la fe católica en Asia y unir a las dos Coreas.

imageENTREVISTA CON EL DEBER

Los medios televisivos de Corea del Sur registraron el momento en el que la boliviana recibió al papa en Seúl. Foto: Cortesía Romaneth Añez Palomeque



En un país donde el idioma oficial es el coreano el papa Francisco recibió las palabras de bienvenida en español y la responsable de este efusivo recibimiento fue la boliviana Romaneth Añez Palomeque. Sus primeras palabras fueron: “Querido papa, bienvenido a Corea del Sur”, relata aún emocionada esta compatriota que vive en el continente asiático desde 2005.

La noticia traspasó las fronteras, los medios titulaban: “Una inmigrante boliviana recibe al papa en Corea del Sur”, y nuestra connacional no cabía de la emoción. “Es un sueño hecho realidad. Mire que yo siempre soñaba con conocer al papa y lo vengo a lograr aquí”, le dice a EL DEBER Digital, en contacto telefónico desde Seúl, capital de Corea del Sur.

Romaneth nació en Guayaramerín, Beni. A Corea del Sur decidió irse en 2005, solo por un año, pero terminó quedándose allí porque conoció al amor de su vida, se casó y ahora tiene dos hijos. “En principio, me vine por turismo, pensé luego en trabajar, reunir dinero y al año volver a Bolivia para concluir mis estudios”, relata.

Pero ¿cómo fue elegida para integrar el reducido grupo de personas que recibió al papa Francisco  en su primera visita a Corea del Sur? La beniana responde que fue por el trabajo de ayuda social que realiza con la Iglesia católica en ese país. De hecho fue elegida, en representación de la comunidad latina, de entre los 30 extranjeros (no coreanos) que se encontraban en el aeropuerto de Seúl.

Romaneth trabaja con niños en Seúl, pero de forma paralela pertenece a un grupo de voluntarios católicos con los que colabora en la celebración de misas, realiza comidas para repartir a niños necesitados, además de campañas médicas.

Vivir en un país diferente

Nuestra compatriota cuenta que ha sido todo un proceso familiarizarse con las costumbres de Corea del Sur, país en el que “todo es picante”, dijo haciendo referencia a la comida, además que tiene un idioma diferente al nuestro. “Con el coreano me defiendo, no lo hablo muy bien pero me hago entender, esto me sirvió para hacer, por un momento, de traductora del papa”, señaló.

En lo relacionado a la cultura y la religión, “todo es completamente distinto”, sostuvo Romaneth. En Corea del Sur la religión que más se practica es el budismo.

El papa Francisco llegó este jueves a Seúl para la primera visita de un sumo pontífice a Asia desde hace 15 años, con el objetivo de reforzar el desarrollo de la fe católica en el continente y abogar por la reconciliación de las dos Coreas. Corea del Sur y Corea del Norte mantienen una tensa relación desde 1948.

imageLa boliviana minutos antes de recibir al papa Francisco en el aeropuerto de Seúl.

Hay pocos bolivianos en Corea del Sur

Romaneth, que trabajó como notaria, hace un par de meses en la embajada de Bolivia en ese país, informó que hay poca presencia de compatriotas en Corea del Sur. Dijo que para las elecciones presidenciales de octubre de 2014 se han registrado 24 bolivianos; sin embargo, se conoce que la comunidad boliviana no supera la centena.