El Cruzeiro ofrece la renovación a Lucas

1418811300_extras_noticia_foton_7_1El fichaje de Lucas Silva por el Real Madrid sigue en compás de espera. Según informan desde Brasil, el lunes se produjo una reunión entre emisarios del club blanco y el Cruzeiro que no arrojó grandes novedades. El Real Madrid sigue ofreciendo 12 millones, mientras que el equipo de Belo Horizonte no baja de los 15 kilos.

El mediocentro brasileño sigue a la espera de un acuerdo entre los clubes, aunque ante la indefinición del equipo blanco el Cruzeiro ha movido ficha y ha ofrecido la renovación al jugador. Como durante el transcurso de las negociaciones el Madrid aún no ha comunicado al Cruzeiro si quieren al jugador para ahora o para el próximo verano, y tampoco ha subido su oferta a 15 millones, el equipo celeste ha ofrecido renovar al jugador para doblarle el sueldo… y subirle la cláusula.

La estrategia del Cruzeiro es clara. Y no es otra que intentar retener al jugador seis meses para que juegue la Copa Libertadores y subirle la cláusula pensando en un hipotético traspaso el próximo verano. A día de hoy, la libertad de Lucas Silva ronda los 15 millones, aunque el Madrid confía en poder sacarlo por 12. Pero en verano, si se efectuara la renovación, el fichaje no bajaría de 24 millones.



Lucas Silva, representado en la reunión por su agente, Luis Rocha, no contestó a la oferta de renovación del Cruzeiro y está a la espera de cómo se desarrollan las negociaciones en las próximas fechas. El brasileño quiere jugar en el Real Madrid, pero tampoco quiere ir al club blanco para estar seis meses entre el banquillo y la grada. Si ve que no hay garantías de disputar muchos minutos, no es descartable que amplíe su contrato.

En busca de la mejor opción Lucas Silva espera, por tanto, a que sea el Real Madrid el que mueva ficha antes de tomar cualquier decisión. El jugador se había hecho a la idea de fichar ya por el equipo blanco, pero tampoco vería con malos ojos que los clubes alcanzaran un acuerdo ahora y permanecer cedido hasta el mes de julio en el Cruzeiro.

El futbolista, al que Dunga está siguiendo de cerca, tiene ante sí el reto de la Copa Libertadores, competición que no pudo ganar la temporada pasada y que el club brasileño aspira a pelear con más ambición que en el pasado curso. De hecho, el técnico del Cruzeiro, Marcelo Oliveira, ya aseguró que la Libertadores era el objetivo número uno: «Espero poder contar con Lucas para este torneo».

Fuente: MARCA.com