Esperan que la fiscal Santos devuelva el inmueble mañana

La propietaria se aferra al plazo que dio el fiscal general del Estado a la fiscal de distrito de La Paz, Patricia Santos, para que se le devuelva el inmueble y le paguen los alquileres de 33 meses.

El martes ambas partes acordaron la devolución del departamento hasta el 24 de febrero y el pago de la deuda en dos partes. Ayer hubo un modificación de plan.

image



APG. La fiscal de distrito de La Paz, Patricia Santos.

Página Siete / La Paz, Bolivia

Mariela Andrade, propietaria del departamento arrendado a la fiscal de distrito de La Paz, Patricia Santos, espera que hasta mañana se le devuelva el inmueble y le paguen los alquileres de 33 meses. Se respalda en una conminatoria del fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero.  

«Hoy (ayer) teníamos que firmar  un acuerdo, pero yo  voy a tomar la palabra del fiscal general, quien dijo que en 48 horas Santos me debe devolver el departamento y pagar la deuda, yo me aferro a eso”, dijo  a Página Siete.

El primer acuerdo al que hace mención consistía en que Santos, junto a su pareja, Aldo Heredia, se comprometía a pagar el 60% de su deuda (93.000 bolivianos aproximadamente, incluidos los gastos de mantenimiento del edificio) y dejar el inmueble hasta el 24 de febrero.

El resto del dinero (40%) se cancelaría en cinco cuotas mensuales hasta julio.

El abogado de Andrade, Cristian Lanza, dijo ayer  que se descartó ese acuerdo y que esperarán hasta mañana el pago y la devolución; en caso contrario, activarán mecanismos legales.

«Se descarta el acuerdo verbal  y vamos a esperar que se cumplan las 48 horas que dijo el fiscal Guerrero; si no hacen la entrega, veremos las acciones que vamos a tomar”, explicó. 

El 3 de febrero  el fiscal Guerrero conminó a Santos  a solucionar su deuda de alquileres en 48 horas, es decir, que el plazo se cumple hoy.

«Yo le dije a ella que arregle eso en un plazo máximo de 48 horas; si eso influye en lo institucional, pues voy a tomar algunas medidas, pero le dije que solucione cuanto antes, es un tema totalmente personal”, argumentó Guerrero.

Asimismo, Guerrero no descartó la posibilidad de  alejar a la fiscal de su cargo si no  cumple con el plazo estipulado.

El  lunes Andrade hizo conocer a través de los medios de prensa el incumplimiento de pagos de su inquilina, la fiscal Santos, y de Heredia, que   deben actualmente 33 meses  por la ocupación de un departamento en Sopocachi.

Heredia, en contacto con este medio, manifestó ayer su sorpresa con el cambio de posición de Andrade. «Estoy totalmente sorprendido, (ayer) en la tarde debíamos firmar el acuerdo al que llegamos en un principio. No sé si Guerrero conminó a las 48 horas, pero si eso lo dijo el martes hasta mañana (hoy) ya vencería el plazo. Para mí es un ardid de la señora”, dijo.

El inquilino aseguró que está dispuesto a cumplir con el primer acuerdo, es decir, devolver el departamento hasta el 24 de febrero y pagar la deuda en dos partes: 40% y 60%, respectivamente.

«Yo di mi palabra no sólo ante ella, sino ante la sociedad, porque lo dije a través de los medios de comunicación. Yo mantengo esa posición, pero no sé cómo se arreglará ahora”, afirmó.

Añadió que desde un principio él y Santos estaban dispuestos a pagar el alquiler, pero que no lo hicieron por las querellas  en su contra que se presentaron.

Las características  del arrendamiento

Contrato.  El documento de arrendamiento del departamento señala que se alquiló la propiedad en junio de 2011 por un canon mensual de 2.600 bolivianos.

Trampa.  La propietaria  y la pareja  firmaron un acuerdo, pero  una hora más  tarde Santos le pidió el documento por observaciones de su esposo. Luego, el matrimonio se negó a devolver el documento y tampoco accedió a firmar otro convenio.

Incumplimiento.  Según Andrade, Santos y su pareja sólo cancelaron hasta mayo de 2012 y ahora deben 33 meses de renta, equivalentes a  85.800 bolivianos, sin gastos de mantenimiento del edificio.

Argumento.  La defensa de Andrade se basa en declaraciones  del fiscal Guerrero para no firmar el primer acuerdo.