Comité cívico exige renovación total del TSE

BLACKMOUNTAINA raíz de las denuncias de supuestos fraudes, acarreos y demás irregularidades que han empañado la elección subnacional del pasado 29 de marzo, es necesaria una reforma urgente a la normativa electoral en Bolivia. Esta es la posición que ha manifestado el Comité pro Santa Cruz.El presidente del Gobierno Moral de los cruceños, Roger Montenegro Leite, demandó renovar íntegramente al Tribunal Supremo Electoral, TSE, eligiendo nuevos vocales. Planteó la necesidad de actualizar y depurar el actual padrón electoral contaminado, y dar atribuciones de funciones con autonomía a los órganos departamentales electorales.“Los últimos dos procesos electorales en Bolivia en menos de un año han sido caracterizados por dos rasgos distintivos, el primero es que ambos se han realizado con un padrón electoral contaminado, que lamentablemente no ha sido depurado, a pesar de todas las solicitudes a nivel nacional; y en segundo lugar con un TSE, cuyas decisiones han dejado grandes signos de interrogación con relación a su imparcialidad al momento de tomar decisiones en cuanto a justicia electoral”, indicó el líder cívico.Montenegro remarcó que el Tribunal Supremo Electoral ha dejado muchas dudas en cuanto a su independencia con relación a los otros poderes del Estado, por ello el Comité pro Santa Cruz plantea que ningún otro proceso electoral en el futuro debe llevarse bajo las mismas condiciones.El Gobierno Moral de los cruceños reitera que es muy necesario realizar la depuración del padrón electoral, y plantea la necesidad de tener una nueva ley de partidos políticos, además de una nueva ley del régimen electoral, para garantizar al pueblo boliviano que su voto para elegir libre y democráticamente a sus autoridades será respetado.Para conseguir estas reformas a la normativa electoral, debe necesariamente llevarse a cabo un previo análisis, consenso y concertaciones entre todas las fuerzas políticas del país, indicó.Por otro lado, el presidente del Comité dijo que es necesario que los tribunales departamentales electorales funcionen con autonomía en cuanto a las decisiones que le corresponden al ámbito de su jurisdicción territorial, y que estas no estén supeditadas a las decisiones del TSE, “como se ha visto hasta ahora, con determinaciones muy centralizadas que debieron tomarse a nivel departamental”.Montenegro subrayó que todo este trabajo debe realizarse con otros actores, con nuevas autoridades en el Tribunal Supremo Electoral. “Aquí la palabra la tiene la Asamblea Legislativa Plurinacional para afrontar próximos eventos electorales que garanticen el respeto al voto ciudadano y a la democracia boliviana”, sostuvo el líder cívico.