Grecia Balboa: “Quiero volver a Bolivia con una reputación”

protagonistaLa National Geographic es una de las organizaciones internacionales más importantes en el mundo en lo que respecta a educación y ciencia. Grecia Balboa Seas, coordinadora de medios internacionales en esta institución y protagonista de este martes, es un orgullo boliviano.

Nació en Santa Cruz, realizó sus estudios primarios en el colegio Fe y Alegría La Merced y se graduó del Instituto Superior de Bellas Artes. Al terminar el colegio realizó un semestre entre la UPSA y la NAU (National American University) y ya para el segundo año decide proseguir sus estudios en los Estados Unidos. Durante sus dos primeros años estudió comunicación, pero luego de aprender acerca de ciertos eventos en el Medio Oriente decidió también estudiar esa región y su política. Finalmente se gradúo de relaciones internacionales de la Universidad de Virginia. Gracias a sus deseos de trabajar en Israel y Palestina, consigue trabajo como profesora de inglés y una pasantía con una organización defensora de Derechos Humanos. Finalmente, al volver a Estados Unidos y luego de mucho esfuerzo logra ingresar a National Geographic.

¿Qué se siente trabajar en este importante medio?
G.B.S.: Me siento muy feliz y agradecida por la oportunidad. Cumpliré un año trabajando para ellos el 27 de mayo y no hay día en el que no me sienta orgullosa de apoyar, así sea con un granito de arena, la causa y esfuerzos de la organización. He tenido la oportunidad de conocer gente increíble como fotógrafos, exploradores y presidentes de organizaciones de todo el mundo y sé que cada una de las conexiones que estoy haciendo aquí me seguirán abriendo las puertas para el futuro.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

¿Cuál es tu  labor?
G.B.S.: Mi trabajo consiste en asistir editorialmente a los editores de la revista National Geographic Traveler alrededor del mundo. Manteniéndome en constante comunicación con ellos, estoy al tanto de las historias que publican, promuevo la colaboración de contenido entre ellos y me aseguro que estén representando la marca de National Geographic adecuadamente en el mundo. Al mismo tiempo, trabajo con el canal asistiendo de la misma manera con los clientes internacionales que desean adquirir los programas que ofrecemos para uso de entretenimiento doméstico. Por otro lado, también he tenido la oportunidad de escribir un artículo (por el momento) para la revista de Traveler en Español.

¿Cómo ves el trabajo de los medios en Bolivia?
G.B.S.: Pienso que se tiene gran potencial periodístico y que nuestros medios de comunicación saben entregarle al público lo que desea. Sin embargo, también pienso que podríamos estar dando mucho más. El tiempo que viví en Bolivia era un poco frustrante ver tanta concentración de los medios, especialmente los canales de televisión, en cubrir moda, belleza y chismes. Sí, es cierto que todo canal internacional también tiene una sección para eso, pero en el mundo hay cosas más importantes.

¿Los medios en internet acapararán el espacio de los medios impresos?
G.B.S.: En National Geographic creemos que tanto lo impreso como lo digital van de la mano, Por ejemplo, actualmente la revista tiene la mayor cantidad de seguidores en redes sociales en el mundo y esta ventaja no hace más que ayudarnos a promover el contenido impreso y las oportunidades que hay para relacionarse con nosotros.

¿Las redes sociales son beneficiosas o perjudiciales para la juventud?
G.B.S.: Han demostrado ser un gran recurso para las personas que se quieren mantener en contacto a la distancia y también han ayudado a muchas personas difundiendo información y consiguiendo apoyo para ciertas causas sociales. Sin embargo, también puede llegar a ser de doble filo si los jóvenes no controlan el contenido que suben, ya que todo, por más que se elimine, queda en el internet y puede resultar perjudicial algún día.

¿Tiene alguna experiencia en el medio Oriente?
G.B.S.: En octubre de 2013 viajé a Israel para ver con mis propios ojos la situación de los palestinos. Durante mi tiempo en Jerusalén viví dentro de las murallas de la ciudad vieja y pude disfrutar diariamente de los lugares más sagrados del mundo. Estuve en el país tres meses pero no por turismo. Israel es un país hermosísimo y muchas personas lo idealizan como si fuera aún como en  tiempos de Cristo, pero la realidad es que el país está manchado por una ocupación militar y segregación racial muy fea en contra de los palestinos.

¿Cuáles son tus proyectos a corto y largo plazo?
G.B.S.: Por ahora seguir en National Geographic tratando de expandir mis conexiones y haciendo un poco más de freelance para la revista. Me voy a Tailandia y Birmania en dos semanas por vacaciones, pero también aprovecharé para practicar mi fotografía y ver si puedo proponer otra historia para la revista. Mas allá, deseo hacer un masterado en periodismo internacional en otro país y también aprender sobre producción televisiva. Algún día, volveré a Bolivia pero no hasta que me haya hecho una reputación en el exterior y pueda contribuir de una manera diferente al país.

‘A nivel local se merece tener más contenido sobre cultura, política y economía’

Fuente: www.elsol.com.bo