Desconocidos ingresan en la oficina del abogado Ritter

No robaron nada, pero el jurista sospecha que buscan amedrentarlo. Un general de las Fuerzas Armadas y un ganadero declaran en el juicio

Un ganadero declaró como testigo presentado por la Fiscalía. Los jueces seguirán hoy con el juicio

Un ganadero declaró como testigo presentado por la Fiscalía. Los jueces seguirán hoy con el juicio

El abogado Otto Ritter, que lleva adelante la defensa del general Gary Prado Salmón en el juicio por terrorismo I, denunció que desconocidos irrumpieron en sus oficinas de la calle Fortín Corrales N.º 152, rebatieron todo lo que encontraron y luego escaparon por la parte de atrás.



Ritter expresó que lo curioso del caso es que nada se llevaron. “Sonó la alarma y el guardia me avisó, verifiqué que entraron por atrás, desordenaron la oficina, rebatieron los papeles de casos de clientes y escaparon”, dijo el abogado, que aseguró que tras conocer este hecho llamó a la Policía, pero le dijeron que fuera a sentar la denuncia.

“Lo dejé así nomás porque no soy vago ni sin oficio, ellos tenían que venir a investigar, pero no importa”, dijo Ritter.

Recordó que en 2010, cuando empezó a patrocinar en el caso terrorismo, su casa en Puerto Suárez sufrió un atentado y nadie investigó nada. “Si piensan que tengo miedo, están equivocados. Al único que temo es a Jesucristo. Sospecho de los de Inteligencia, que buscan amedrentarme”, agregó.

Declaración de testigos

Por otro lado, las declaraciones de testigos de cargo presentados por el Ministerio Público continuaron ayer en horas de la tarde. El general Moisés Shriqui concluyó su testimonio, indicando que en 2009, en Trinidad, participó de reuniones de cívicos de Beni y de Santa Cruz para hablar del proceso de autonomías.

Dijo que en la reunión conoció a una persona al que le llamaban Germán, que sería Eduardo Rózsa Flores, pero que desconocía de planes para asumir una defensa contra el cerco a Santa Cruz.

Luego inició sus declaraciones el ganadero beniano Juan Carlos Suárez Cuéllar. El testigo dijo que en febrero de 2009 se llevaron a cabo reuniones en el balneario Tapacaré con cívicos benianos y cruceños, y que en esa instancia conoció a (Hugo) Achá y a Germán (Eduardo Rózsa) para hablar sobre la defensa de Santa Cruz; sin embargo, dijo que abandonó las reuniones y no supo nada más.

En casi dos años de juicio por presunto terrorismo ya han declarado 25 testigos de cargo presentados por el Ministerio Público, y de descargo.
Faltan al menos otros 40 testigos de ambas partes

Fuente: eldeber.com.bo