Centralismo dolorido

penoco_-2

Al ministro de Economía le volvió a salir el “come-camba” que lleva adentro y le echó en cara al gobernador de Santa Cruz la construcción de la carretera que conecta a esta región con Cochabamba, que según el funcionario nacional, se hizo con regalías mineras. Más allá de discutir sobre quién puso la plata, habría que definir en primer lugar, que queda claro que al centralismo le duele hasta los huesos invertir en Santa Cruz, pese a que esta región es una de las que más aporta en impuestos al país.

Pero la cuestión de fondo es que la ruta del dilema no fue un favor que le hizo el occidente al oriente, sino que fue fundamentalmente una obra que benefició a una nación que languidecía y que estaba condenada al fracaso por su aislamiento y por su excesiva concentración en la minería.



Una misión norteamericana fue la que les ayudó a los andinocentristas de la época a abrir los ojos para que se den cuenta que la salvación para los potosinos, orureños, chuquisaqueños y todos los que padecían grandes necesidades, estaba (y sigue estando) en las tierras bajas. A no ser que eso también le duela al ministro.

Fuente: eldia.com.bo