Golpismo bloqueador

Evo Morales dijo que “buscar la renuncia de un alcalde con bloqueos es golpe de Estado”. Curiosa frase, proviniendo de alguien que utilizó ese método para tumbar presidentes constitucionales, impedir sucesiones legítimas a la primera magistratura y promover golpes regionales como los de enero de 2007 en Cochabamba (fallido) y septiembre de 2008 en Pando (concretado).Al parecer, se trata de otro caso de “botar la escalera después de haber subido por ella”. Máxime cuando la metodología es empleada contra burgomaestres oficialistas, que deben ser blindados por el gobierno central.Concluiremos que el caudillo cocalero es selectivamente institucionalista: guardián de la legalidad cuando se afecta a los propios y campeón de la desestabilización cuando se trata de hacer zozobrar a las administraciones “neoliberales-oligarcas-de derecha” (cualquier cosa que esté fuera del Movimiento Al Socialismo)…notishots@gmail.com