Samsung sorprendió a todos con DeX, el dock lanzado como accesorio del Samsung Galaxy S8 que abría las puertas a la ansiada convergencia. En ese sentido, la compañía modificó Android para que la experiencia en pantalla grande fuese similar a la de escritorio en la medida de lo posible. Ahora, sin embargo, Samsung quiere ser incluso más ambiciosa, haciendo la tecnología convergente compatible con distribuciones de GNU/Linux.

Para ello han creado la aplicación Linux on Galaxy, que aunque se encuentra en fase de pruebas, tiene el reto de poder cumplir trayendo la experiencia de escritorio al móvil, para después llevarla, sin cambiar de dispositivo, a la pantalla de un monitor. Samsung lo plantea como, por ejemplo, una solución para desarrolladores: escribir código en movilidad y continuar la tarea en casa con DeX.

Linux on Galaxy permite correr varios sistemas operativos, ofreciendo la posibilidad de elegir entre distintas distribuciones. Respecto a su funcionamiento cotidiano, Samsung explica que si Android no contiene una función o app para lo que necesites, basta con abrir Linux on Galaxy y correr el sistema elegido, con la ventaja de poder llevarlo a una pantalla más grande que ofrezca más comodidad con teclado y ratón.

Por otra parte, durante el lanzamiento del Samsung Galaxy Note 8, Samsung anunció que había mejorado DeX como entorno para juegos. Ahora ese anuncio tiene más sentido, pues la compañía ha llegado a acuerdos para colaborar con desarrolladores de juegos como Super Evil Megacorp’s Vainglory, Game Insight’s Survival Arena, Eric Froemling’s BombSquad y Netmarble’s Lineage 2 Revolution. El rendimiento será bueno gracias a que muchos de ellos de ellos ya usan la API Vulkan, que aprovecha mucho mejor los recursos.

El esperado Final Fantasy XV Pocket Edition también será compatible con, haciendo esa experiencia de bolsillo mucho más grande y cercana al original.

Fuente: https://hipertextual.com