García Meza se querella contra su exministro por crimen durante su golpe

El abogado de Arce Gómez cree que el defensor de Campero solo quiere algo de protagonismo y le resta peso a la causa

Marco Chuquimia / La Paz



Después de 36 años de protagonizar juntos uno de los más sangrientos golpes de Estado en la historia de Bolivia, ayer el general Luis García Meza, a través de su abogado Frank Campero, inició una querella criminal en contra de Luis Arce Gómez, que fue ministro del Interior de su régimen.

Sin embargo, el abogado de Arce Gómez, Pablo Justiniano Vaca, desahució el proceso y dijo que no tiene sentido un juicio a casi 30 años de haberse producido los hechos y dijo que esa querella debe ser admitida por la Fiscalía antes de que ellos tengan que tomar previsiones legales.“Él (abogado) puede presentar las querellas que de-see, está en su derecho, pero antes de que la Fiscalía admita ese proceso hay un fiscal que debe evaluar si corresponde el proceso y por tanto nosotros no podemos especular sobre algo que no existe”, dijo el abogado.El coronel Luis Arce Gómez declaró a principios de noviembre que él envió el cuerpo del malogrado dirigente socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz al ex dictador militar Hugo Banzer Suárez (+) en una avioneta de la Prefectura de Santa Cruz y cuyo responsable era Widen Razuk, dijo el abogado Campero al recordar los hechos.

En su querella, García Meza adjuntó un croquis que, se supone, dibujó el propio Arce Gómez y en el que supuestamente confirma que en el lugar estuvieron el general Banzer, Widen Razuk y Abraham Bustamante, que se dijo fue director de Inteligencia del Ejército, además del propio Arce Gómez; el croquis lleva una firma y el abogado dijo que exigirán un examen de grafología. InocenteEl abogado Campero afirmó que su cliente fue condenado a 30 años sin derecho a indulto por la muerte del líder socialista y que ahora, por declaración del propio Arce Gómez, se conoce que quien ordenó ese asesinato fue Banzer y no su cliente.Pero el abogado Justiniano y las familias de las víctimas de las dictaduras le recordaron que el juicio fue por las muertes que se produjeron y no por una muerte en particular, y también recordaron que fueron delitos de lesa humanidad los que pesaron en contra de los exdictadores.La hermana de Carlos Flores, asesinado en la toma de la COB, en julio de 1980, dijo que ella se sumó al denominado juicio del siglo por la muerte de su hermano y recordó que ya Meza y su abogado intentaron otras estrategias para que el expresidente deje una reclusión que en la práctica no existe, porque dijo que de los 22 años que está en presidio, el 80% del tiempo estuvo internado en el hospital del Seguro Militar y dejó su encierro.

Fuente: eldeber.com.bo