Ronald Casso: «Las fallas en BOA existen, eso no lo podemos negar, pero trabajamos para prevenirlas»

La línea aérea, que esta semana sufrió un percance cuando reventó una llanta de uno de sus aviones en pleno aterrizaje, promete terminar la investigación del hecho en dos mesesMiguel A. Melendres ¿Por qué aumentó la cantidad de incidentes en la empresa en los últimos meses?Es algo que nosotros no deseamos, trabajamos para que no se registren más. Ese es un objetivo para nosotros. Sin embargo, debemos decir que la mecánica, las condiciones de los aeropuertos de altura donde se imprimen mayores velocidades, generan las condiciones que contribuyen a la posibilidad de una falla.Debemos decir que las fallas existen, eso no lo podemos negar, pero nuestros usuarios deben saber que estamos trabajando para prevenirlas.Tenemos muchos vuelos en Bolivia y obviamente los incidentes que nos ocurren tienen impacto nacional. Eso nos dice dos cosas: primero, tenemos que trabajar mucho para que eso no ocurra y, segundo, nos muestra la importancia de la empresa a escala nacional.Eso nos llena de compromiso mayor para prevenir y trabajar. BoA ha pasado de ser la empresa más pequeña de aeronáutica en 2009 a ser la primera compañía aeronáutica en Bolivia, tan solo ocho años después. Eso no ha sido por el azar, sino gracias a un trabajo de mucha gente de la parte financiera, técnica, y ese compromiso no va a cambiar. Los incidentes son algo no deseado, pero ocurren  y lo que tenemos que hacer es activar todas las precauciones para prevenirlos. ¿Qué hace la línea aérea BoA para prevenirlos?Ha implementado tareas de mantenimiento preventivo. Estamos trabajando con los fabricantes de manera directa en investigación y desarrollo para tomar medidas precautorias. Se trata de un trabajo internacional en todo esto. Los componentes que fallan serán enviados a Seattle al laboratorio de Boeing para que sean analizados, y podamos encontrar una mejor forma de prevenir futuros eventos.El otro aspecto es que estamos entrenando gente como nunca en Bolivia. Este año se ha invertido en capacitación para el primer centro de entrenamiento aeronáutico específico para aerolínea en Cochabamba. Tenemos allá la primera generación de ingenieros especializados en aviónica con la universidad de San Simón. Y, finalmente, en este trabajo combinado de mantenimiento preventivo a análisis de eventos, trabajamos en la mejora de nuestros procedimientos.En resumidas cuentas, no hay avión que no falle, pero lo que estamos haciendo como profesionales es que para cualquier falla que se presente, nuestro personal esté preparado y no pase de una falla mecánica a otro tipo de eventos. Todo está grabado y eso nos permite decir que la investigación será completa.¿Cuándo se conocerán los resultados?No debería pasar de dos meses una investigación detallada por el tema de los laboratorios.Fuente: eldeber.com.bo