“Ha sido un balde de agua fría”, dijo Luis Barbery, presidente de la Federación de Empresarios. Los pequeños empresarios también manifestaron su preocupación. El Gobierno aún no definió si el incremento será inversamente proporcional.

Para los pequeños, medianos y grandes empresarios el pacto de incremento salarial entre la COB y el Gobierno de 5,5% al salario básico y de 3% al mínimo, es un duro golpe a la economía empresarial que pone en riesgo la estabilidad laboral en el país. Así lo dijeron diversos representantes del sector tras conocer la medida que será oficializada mediante decreto el 1 de mayo por el presidente Evo Morales.

“Estamos preocupado porque el nivel del crecimiento salarial sale de lo que teníamos previsto que era un 3%, quizá un 4, pero un 5,5% es un incremento muy importante que va a poner en riesgo muchos empleos. Va significar dolores de cabeza financieros muy importantes para muchas empresas”, enfatizó Luis Barbery, presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz.

Lo que dijo Barbery sobre el incremento. (EL DEBER Radio)

El incremento no solo será pesado y difícil de cumplir para las empresas pequeñas y medianas, asegura Barbery, sino también para las grandes que deben enfrentar costos que van de la mano con su producción por lo que “es un baldazo de agua fría y más por que debemos enfrentar una desaceleración económica que se vive en el país.”

 

Para los micros y pequeños empresarios la medida también es preocupante ya que el sector está prácticamente subsistiendo y es más inestable que las grandes compañías, según Juan Carlos Vargas, presidente de la Federación de Micro y Pequeños Empresarios (Fedemype).

De acuerdo con Vargas, el impacto del incremento será muy negativo en la generación de empleos en las micro y pequeñas empresas. “Asumir la medida implica reajustar nuestros presupuestos, pero en este momento la situación económica (del país) esta difícil. Además, nosotros sufrimos la competencia desleal”, dijo. El sector había trasladado su preocupación a la COB y al Gobierno, ya que temen que muchas firmas no puedan aguantar en el mercado más de dos meses con nuevas planillas.

El Gobierno aún analiza si incremento será inversamente proporcional

El Gobierno aún analiza si el incremento salarial pactado en la víspera entre el presidente Evo Morales y la Central Obrera Boliviana (COB) tendrá una característica lineal (igual para los que ganan menos y los que perciben más) o inversamente proporcional (mayor para quienes menos reciben).

Mario Guillén, ministro de Economía, dijo en entrevista con Cadena A que “nosotros creemos que ya en ciertos sectores los salarios más altos se han ido achicando con los salarios más bajos, entonces vamos a analizar todavía el inversamente proporcional pero casi con seguridad los incrementos van a ser lineales”.

Mientras que el ejecutivo máximo de la COB dijo que el aumento conseguido del 5,5%, más el doble aguinaldo, significa casi un 14%. “Estamos hablando de un 13,75% de incremento salarial en esta gestión, para nosotros es un avance”, indicó Huarachi.

Escucha lo que dijo Evo Morales sobre el incremento (EL DEBER Radio)

Lo que dijo Samuel sobre el incremento

El empresario y líder político de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, también se refirió a la medida que aprobó el Gobierno en consenso con la COB y cuestionó que “el absurdo del porcentaje acordado es que a la persona que gana Bs 2.000, le aumentarán 60 Bs y al que gana 2.200 sumará 121 bolivianos más. “Están a tiempo de corregir su error con un incremento salarial general de 5 %, que compense por la inflación y comparta con los trabajadores el crecimiento de la economía”, argumentó.

Así se dieron los incrementos desde 2007 hasta la fecha:

EL DEBER / SANTA CRUZ