Comparaciones equivocadas



A Donald Trump lo comparan con todos los populistas que han estado gobernando la región e incluso lo asemejan a tipos mucho más rudos como Hitler o Musolini. Lo paradójico es que justamente durante el mandato del multimillonario inquilino de la Casa Blanca se ha producido el mayor ascenso de las minorías estadounidenses, que han conseguido espacios históricos dentro del Congreso y las gobernaciones.

Afroamericanos, musulmanes, hispanos y homosexuales adquirieron representaciones en las recientes elecciones legislativas regionales y es obvio atribuir ese fenómeno a todo el discurso de odio, xenofobia y racismo desplegado por Trump. En América Latina eso hubiera sido impensable, pues además de diseminar resentimiento, un típico populista bananero se hubiera dedicado a inhabilitar a los candidatos, a meterles juicios, amedrentarlos y buscar cómo hacer fraude para conseguir los dos tercios y la reelección indefinida.



Fuente: eldia.com.bo