Médico de Añez se muestra impotente porque autoridades no toman en cuenta sus recomendaciones médicas

Pavel solo pudo realizar revisiones físicas a Añez, por lo que indica que se requieren análisis de laboratorio para conocer el estado general de su salud.

Fuente: https://asuntoscentrales.com

El médico de la expresidenta Jeanine Añez, Fernando Pavel, conversó con Asuntos Centrales sobre la sorpresiva salida médica de la exmandataria el viernes y sobre el deterioro en su salud producido durante su encierro.



«Después de un tiempo pude entrar a valorar a la señora Añez. Habíamos coordinado con el médico de la penitenciaria que le realicen los exámenes que se estaban tramitando de manera particular mediante los hijos y le habían dicho que ellos también tramitaban los análisis con el Instituto del Tórax, que no tenía fecha, pero iban a comunicarnos. Bueno, hace un momento me comunico con Carolina Rivera y obviando la orden la llevaron al Hospital del Tórax para realizar la valoración», relató Pavel, quien reclama porque las autoridades no coordinan y realizan por su cuenta las visitas a centros médicos.

El profesional puntualizó que la orden judicial indicaba que Añez debía ser llevada a la Clínica Alemana para un electrocardiograma, pero fue llevada al Hospital del Tórax. «Es complicado el asunto, porque yo tomo alguna determinación y en muchas ocasiones no es acatada o respetada, porque comprenderá que el ministerio también tiene sus médicos y hace sus valoraciones que ellos mismos solicitan. Se hace para mi muy conflictivo y difícil que yo pueda realizar un esquema de tratamiento si las determinaciones que yo emano no se van a respetar, no lo toman en cuenta al final las opiniones que pueda dar al respecto», lamentó.

Consultado sobre el estado de salud de la exautoridad, respondió: «Se la ve un tanto desmejorada su salud, bajó de peso considerablemente, su piel y mucosas se ven pálidas por lo que solicité laboratorios generales”.

Pavel solo pudo realizar revisiones físicas a Añez, por lo que indica que se requieren análisis de laboratorio para conocer el estado general de su salud.

En su criterio, el fondo del problema es básicamente el estado emocional, el estrés por el encierro, lo que hace que haya una fluctuación importante en su presión arterial.