Exmilitar sugiere comisión binacional para investigar presencia del PCC en Bolivia

El militar en servicio pasivo Jorge Santistevan conversó con Asuntos Centrales sobre la aparente presencia de mafias del narcotráfico como el PCC en Bolivia y sugirió una investigación binacional con Brasil para determinar qué bandas operan en el país y en qué regiones.

Fuente: https://asuntoscentrales.com



«¿Qué es lo que tienen que hacer? Solicitar una comisión internacional de investigación entre ambos estados. Porque a quien le interesa saber la verdad es a Bolivia, pero Brasil también es un país afectado. Tienen todo el derecho ambos estados de hacer la investigación. Ahí vamos a saber si esa banda internacional está en Bolivia o también hay otra. También donde se encuentran», afirmó.

En su criterio, no es no secreto que en Bolivia operen bandas criminales internacionales. «Desde hace años atrás, las autoridades bolivianas del Ministerio de Gobierno reconocen que el PCC se encuentra en Bolivia y el Comando Vermelho, que tiene como zona de operaciones el norte del país. Mientras que el PCC se encuentra en el Chapare. Tenemos elementos para hablar de ello, porque fíjese, el PCC fue organizado en 1993, en una penitenciaria y los tentáculos se extendieron a los países que producen droga como Perú y Bolivia. Qué otro argumento más si Brasil es el segundo mayor consumidor de drogas y el negocio más grande que tiene en la región», afirmó.

Santistevan detalló que hubo varios líderes del narcotráfico que cayeron en Bolivia. «Marcos William Herbas Camacho, implicado en hechos delictivos, según declaraciones del excomandante de la Felcc, Gonzalo Medina. Él informó que jefes del PCC como Jesús Magrao estaban recluidos en Palmasola y desde ahí planificó el atraco a Eurochronos, también lo vincula con Tardelli que robaron un camión blindado de Brinks», resumió.

Consultado si son exageraciones las versiones periodísticas de que Bolivia es un paraíso para las mafias del narcotráfico o es la realidad, respondió:  «Lo que pasa es que en Bolivia no tenemos una justicia correcta, es fácilmente sobornable. Acaso no volvió de exguerrillero Facundo Molares. No es de extrañarse que esa gente encuentre un santuario en Bolivia con una justicia débil y si algunos están relacionados con la política».