Trabajadores del Hospital San Juan de Dios anuncian paro de 72 horas y el Sedes califica de «inconcebible» la medida

Fuente: eldeber.com.bo

Trabajadores del Hospital San Juan de Dios de Santa Cruz, anuncian un paro de 72 horas y la instalación de piquetes de huelga de hambre desde este martes, 26 de octubre. Alegan falta de atención por parte de las autoridades departamentales de salud, mientras que desde esta repartición, el director interino del Sedes, Edil Toledo, considera «inconcebible» la medida.

Cleotilde López, secretaria ejecutiva del Sindicato de Trabajadores del Hospital San Juan De Dios, denuncia la falta de atención a las demandas de parte del Sedes y del gerente del hospital, especialmente al tema referido a estabilidad laboral de los trabajadores.

López asegura que hay despidos injustificados, por lo que exige dejar sin efecto los memorándums de despido y de remoción, que resultan «ofensivos para los trabajadores». Otras demandas del sector tiene que ver con las mejores de equipos y la dotación de ropa para los trabajadores de base.

Las medidas de presión se reforzarán con la instalación de un piquete de huelga de hambre integrado por trabajadores del sindicato. Este martes serán tres personas las que inicien la huelga y otros siete se sumarán el miércoles.

López indica que son 504 trabajadores afiliados al sindicato de los  más de 900 sanitarios que trabajan en el nosocomio.

Toledo lamenta que «cada semana el sindicado haga paro«. Considera que esta situación es «inconcebible» ante la situación sanitaria que se vive en Santa Cruz y el país, por la pandemia.

El colapso del hospital también tiene que ver con estas huelgas que suspenden las consultas externas y derivan a los pacientes para su atención en emergencias.

A pesar de las explicaciones, López cuestiona la posición asumida por la Secretaría de Salud de la Gobernación y dice que «no se entiende que las autoridades no se pongan del lado de la gente».

También aboga por la ampliación de las consultas externas en horario de la tarde y mitigar las filas de personas que acuden en búsqueda de atención médica.