En un país polarizado lo que queda es bajar el tono de los discursos de odio, dice Villca

En su lectura, Bolivia vive enfrentada entre la vieja y la nueva burguesía y en medio están los indígenas que están siendo utilizados.

image_2021-11-17_094003

El exsenador del Movimiento al Socialismo (MAS) y líder indígena, Lino Villca, afirmó que en un país polarizado con fuertes discursos de confrontación entre dos extremos lo que queda es practicar la reconciliación y bajar el tono en los discursos de odio y confrontación.



“Creo que para aquello debemos bajar ese tono de odio, de confrontación sobre indios, únicamente es respetarnos porque nunca vamos a ser idénticos, no vamos a ser iguales, lo queda es respetar nuestras identidades”, manifestó.

Sus declaraciones se producen en un escenario de polarización avivado por el discurso del presidente Luis Arce en su primer año de gestión y por el último conflicto por la abrogación de la ley 1386, según Villca la autoridad hizo una convocatoria a la violencia y no a la pacificación. ”Debería estar como presidente, no como un dirigente sindical”, criticó.

En relación al vicepresidente, David Choquehuanca, cree que se está alejando de sus intenciones de llevar al país hacia la pacificación y se está dejando influenciar por el discurso radical del MAS, en relación a su advertencia de “no despertar la ira del inca”,

Según Villca, desde el otro extremo se escucha expresiones como «bestias humanas «, «salvajes», «ignorantes «, además “pisotean la wiphala” y “discriminan a la mujer de pollera con una actitud fascista”.

Consideró que en un país “polarizado” lo mejor que se puede hacer es deponer esos discursos del llamado al odio y practicar la reconciliación. “Yo creo que ambos tenemos que entendernos, nos tienen que respetar y nosotros también tenemos que respetar, eso se llama reconciliación”, expresó.

Fuente: ANF