No hay solución al conflicto en Aasana; trabajadores anuncian toma simbólica de oficinas y aeropuertos

 

 

Ernesto Estremadoiro Flores

 

No se vislumbra una solución al conflicto que mantienen los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) y el Gobierno central. Este lunes, el Sindicato de los funcionarios de esta entidad estatal anunció la toma simbólica de las oficinas de las cuatro regionales y de los diferentes aeropuertos del país.

Este conflicto no es nuevo. Los trabajadores exigen el pago de una deuda de 9,5 millones de bolivianos, por horas extras. No obstante, el Ministerio de Obras Públicas asegura que se ha cancelado esta deuda e instó a los operarios a reflexionar y suspender las movilizaciones.

Sin embargo, el secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores (Fenta Aasana), Einar Roca explicó que el Gobierno solo canceló las horas extras y sueldo del mes de octubre, y que falta la cancelación de cinco meses, correspondientes a noviembre y diciembre de 2020, más enero, febrero y marzo de este año.

El dirigente sostuvo que, desde este lunes, el sector comenzará una serie de movilizaciones, como la toma simbólica de las cuatro direcciones regionales de Aasana; La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Beni.

Incluso dijo que se tomarán todos los aeropuertos a escala nacional. Además, se prevé la realización de huelga de brazos caídos e instalaran piquetes de huelga de hambre todo el país.

Roca afirmó que no existe voluntad del Gobierno para encontrar una solución al conflicto, incluso dijo que las reuniones con el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, quedaron en punto cero, después de que se registraran roces con los trabajadores.

«Él empezó a atacarnos y luego avanzamos en reuniones con el viceministro de Transporte, también enviamos una nota la ministra de la Presidencia y tuvimos un reunión con el responsable de gestión con los movimientos sociales, pero sin resultados», dijo el dirigente.

Reveló que ante el infructuoso diálogo con Montaño, los trabajadores pidieron al Ministerio de Trabajo ser mediador en el conflicto y que convoque a una conciliación; no obstante, desde esta cartera de Estado tampoco han dado una respuesta favorable al sector.

«Es de conocimiento del Ministerio de Trabajo que vamos ir al paro, pero hasta ahora no nos han citado. Las medidas de presión continuarán», dijo.

Anteriormente, Montaño exhortó a la Federación de Trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Fenta-Aasana) ser racionales y no dejarse llevar por “vientos de golpe de Estado”.

Montaño sostuvo que siempre fueron al diálogo con los trabajadores en los diferentes paros que han impulsado, y que incluso cumplieron con los sueldos atrasados y acumulados durante la anterior gestión.