Cae Sosa por ítems fantasmas y la Fiscalía allana sus 5 inmuebles

El Ministerio Público activó una serie de pesquisas, luego de que el fin de semana el expresidente Evo Morales pidiera al Fiscal General de Bolivia poner orden en el caso.

Diario Pagina Siete - La Paz - Bolivia

Angélica Sosa se descompensó en una clínica privada. Captura de pantalla.



 

Luis Callisaya / La Paz

La exalcaldesa de Santa Cruz Angélica Sosa fue aprehendida ayer en una clínica donde está internada a raíz de una descompensación, después de enterarse de la orden de apremio y de cinco allanamientos a inmuebles relacionados con ella. La Fiscalía activó estas acciones días después de que el expresidente Evo Morales pidiese al fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, “poner orden” en el caso de los 800 ítems fantasmas.

Al ser consultado sobre la ejecución de la aprehensión, el fiscal Javier Cordero se limitó a responder que “así es” y no dio más detalles porque el caso está en reserva por 10 días.

La mañana de ayer, fiscales y policías allanaron cinco propiedades vinculadas a Sosa, entre su domicilio, la casa de sus padres y otros. Los uniformados secuestraron facturas, una computadora, una memoria externa, documentos y una camioneta, entre otros.

Policías allanaron la casa de Sosa y secuestraron un vehículo.
Foto: El Deber

En el allanamiento a la vivienda de los padres de la exautoridad, los policías, además de secuestrar documentos, arrestaron a una mujer que cuidaba el lugar para que preste declaración. La mujer cuidaba la casa, debido a que el padre de Sosa estaba en una clínica privada.

“Creemos que ha habido excesos, por ejemplo, el hecho de que la casa quede secuestrada es un exceso, sin embargo, como bien le manifestamos a la señora fiscal, vamos a hacer los reclamos correspondientes”, informó Jerjes Justiniano, abogado de Sosa.

En aquel momento, Sosa estaba en la clínica cuidando a su padre, de 96 años, quien fue internado hace unas semanas.

Angélica Sosa estuvo en una clínica cuidando a su padre.
Foto: Facebook

Horas después, la exalcaldesa se enteró de que había una orden de aprehensión en su contra y se descompensó, motivo por el cual fue conducida a una sala del nosocomio.

Personal de la Fiscalía y unos 30 policías llegaron hasta la clínica para aprehender a la exautoridad, pero no lo lograron en un primero momento, debido a que no habían cumplido con algunos procedimientos.

“Que me hagan un chequeo médico, no estoy haciendo un teatro, es más, cuando vi que estaban, hice un comunicado porque decían que me había salido del país, nunca lo voy a hacer porque soy inocente (…). Veo un proceso indebido”, respondió Sosa al personal de la Fiscalía, desde la cama donde estaba reposando a raíz de un problema de la presión baja.

La exalcaldesa cruceña pidió que se respete el debido proceso y rechazó que tenga alguna vinculación en el tema de los ítems fantasmas. Recordó que no ocupó el cargo de alcaldesa durante el periodo en el que se registraron los presuntos hechos que se investigan.

Luego, fiscales y policías subsanaron los procedimientos legales, allanaron el recinto hospitalario y ejecutaron la orden de aprehensión a las 17:45. La exalcaldesa estuvo por unas horas más en la clínica. Y en horas de la noche, policías la sacaron y la llevaron ante un fiscal, para que declare en calidad de investigada. El abogado Justiniano dijo que se investiga a su defendida por el caso ítems fantasmas, específicamente por autorizar presuntamente dos contratos en 2020, cuando era alcaldesa. Calificó de ilegales y excesivas las medidas contra la exalcaldesa.