Las RIN bajan a $us1.800 MM y la deuda externa agobia al gobierno, dice Miguel Roca, diputado por CC

Las Reservas Internacionales Netas (RIN) bajaron a 1.800 millones de dólares y la deuda externa agobia al gobierno, alertó ayer el diputado, Miguel Roca, de Comunidad Ciudadana (CC), fracción opositora al gobierno.

Las RIN bajan a $us1.800 MM y la deuda externa agobia al gobierno, dice Miguel Roca, diputado por CC

Fuente: https://brujuladigital.net/



“Ahorita estamos en reservas líquidas, no de oro, por el orden de los 1.800 millones de dólares que alcanzan a penas a tres meses de exportación”, declaró el legislador durante una intervención que hizo en un foro de interés ciudadano que organizó la senadora, Cecilia Requena, también de CC, para hablar junto a especialistas vinculados al desarrollo económico, político y social del Estado.

Según Roca el nivel al que llegaron las RIN solo es comparable con el gobierno de la Unidad Democrática y Popular (UDP) del año 1982, cuando una hiperinflación de grandes proporciones castigó la economía nacional.

Para salir del atolladero financiero, pues los recursos económicos se acaban, Roca asegura que el gobierno decidió financiar el Presupuesto General del Estado para el próximo año con “endeudamiento interno”, exclusivamente.

En consecuencia “van a seguir tomando recursos de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs)”, denunció.

Para respaldar sus declaraciones, aseguró que hasta ahora el gobierno del presidente, Luis Arce, tomó prestado aproximadamente 12.000 millones de bolivianos “solo este año” y el Tesoro pagará en un plazo de 30 a 50 años, alertó.

La otra opción que tendrá, en el extremo, será la “emisión monetaria”, denunció el legislador.

La deuda externa se dispara y el gobierno busca salidas

Otro asunto de interés nacional que mencionó Roca en su intervención sobre los alcances que tiene el PGN 2022, aprobado por el gobierno el fin de semana, tiene que ver con la deuda externa que alcanza a Bs36.000 millones, equivalentes aproximadamente 5.300 millones de dólares, dijo.

Pero además la deuda interna que tiene el gobierno suma otros 59.000 millones de bolivianos, que, sumado a la deuda externa, llega a la friolera suma de aproximadamente 13.000 millones de dólares, subrayó el legislador.

Definitivamente éste es un “tema delirante”, comentó el parlamentario para quién el gobierno busca ahora salidas que tienen que ver, fundamentalmente, con solicitar préstamos a organismos internacionales o recurriendo a colocar bonos soberanos, una opción, sin embargo, que el año pasado fracaso ya que no logro consolidar uno solo.

Cuando Evo Morales asumió el gobierno la deuda externa de Bolivia llegaba a los 2.208 millones de dólares el año 2007.

La situación cambió al 2021. La deuda externa llegó con el presidente, Luis Arce, a 11.000 millones de dólares, aseguró el legislador.

Entonces sumando $us9.000 millones de deuda interna más $us11.000 millones que debe el país a organismos y países internacionales, la deuda acumulada que tiene el Estado suma aproximadamente 21.000 millones de dólares, infirió Roca.

A pesar de esta crítica situación, solo en un año, que comienza el 1 de enero de 2022, el gobierno de Arce pretende acreditar una deuda de 13.000 millones de dólares.

El fin de semana la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), donde el Movimiento al Socialismo (MAS-IPSP) tiene mayoría parlamentaria aprobó en la Cámara de Diputados el proyecto de ley del Presupuesto General del Estado (PGE) para la gestión 2022, pese a las observaciones de las bancadas opositoras.

La ley financial señala que $us 5.015 millones serán destinados a la inversión pública para proyectos productivos (42,5%); de infraestructura (29,9%); proyectos sociales (17,2%); y multisectoriales (10,5%). El financiamiento para estas inversiones provendrá de recursos externos (43%) y recursos internos (57%), según una nota de prensa de la Cámara Baja.

Las bancadas de oposición, Comunidad Ciudadana y Creemos, señalaron que el presupuesto no hace una distribución equitativa de los recursos. Así, por ejemplo, el gobierno decidió destinar recursos millonarios a las empresas públicas, en su mayoría, deficitarias y quitar fondos a los gobiernos subnacionales.

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro también aseguro que “decir que el presupuesto es del gasto, del dispendió, del derroche es totalmente equivocado” en declaraciones que hizo a una radio emisora local en La Paz.

BD/EMV