La Cepal reduce al 2,1 % sus estimaciones de crecimiento en América Latina y el Caribe para 2022

El organismo explicó en un reciente informe que la crisis derivada por la pandemia del covid-19 provocó que aumentaran algunos de los problemas estructurales en la región.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa Felipe Beltrame / Gettyimages.ru

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) redujo sus expectativas de crecimiento para la región durante 2022, al pasar de una expansión del 2,9 % que pronosticó en agosto del año pasado, a un alza del Producto Interno Bruto (PIB) del 2,1 %.

En su informe anual ‘Balance Preliminar de las Economías 2021’, que fue presentado este miércoles, el organismo valoró que el año pasado la región tuvo, en promedio, un crecimiento económico del 6,2 %. Esto representó una ligera alza de lo pronosticado a finales de agosto, cuando la Cepal vaticinó una expansión de las economías latinoamericanas del 5,9 %.



En cambio, el organismo ajustó a la baja sus perspectivas de crecimiento económico de América Latina y el Caribe en 2022, principalmente por «la crisis causada por el covid-19«, que terminó agudizando «los problemas estructurales de la región, sumando mayores incertidumbres y riesgos macroeconómicos».

«Para este último año se proyecta un crecimiento promedio del 2,1 % en la región: América del Sur crecería un 1,4 %; Centroamérica y México, un 3,3%; y el Caribe (sin incluir a Guyana), un 6,1 %», apuntó la Cepal en su informe.

Causas de la desaceleración
La región ya presentaba un «crecimiento nulo» en el segundo semestre de 2019. No obstante, la Cepal explicó que la crisis derivada por la pandemia del covid-19 provocó que aumentaran algunos de los problemas estructurales en América Latina y el Caribe.

Baja inversión y productividad.
Informalidad laboral.
Desocupación.
Escasa cobertura de los sistemas de protección social y de salud.
Altos niveles de desigualdad y pobreza.
A estos problemas se le sumó la alta inflación a nivel global, que dejó a las economías latinoamericanas con un «menor espacio fiscal y un aumento de la deuda soberana», de acuerdo con la Cepal.

En 2021, los aumentos en los precios y servicios a nivel global tuvieron un efecto en términos de «presiones inflacionarias». Al respecto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe ahondó en la consecuencia para las economías de la región de los «aumentos en los alimentos y la energía«, una situación que persistirá en 2022.

Por otra parte, el organismo advirtió sobre la lenta recuperación del empleo previo a la pandemia. «Un 30 % de los empleos perdidos en 2020 no se recuperaron en 2021«, detalló. Asimismo, el organismo resaltó el «incremento considerable del empleo informal», que se traduce en una «menor calidad» de los puestos de trabajo en la región.

Brasil y México

En el caso de Brasil y México, que cuentan con importantes centros de fabricación, la Cepal apuntó que «los cuellos de botella en las cadenas de suministro» a nivel global han tenido repercusiones en «la producción manufacturera» de estas naciones.

Brasil pasará de crecer al 4,7 % del PIB en 2021 al 0,5 % para 2022, según la Cepal. Por su parte, México tendrá una expansión de su economía este año del 2,9 %, lo que representa una desaceleración importante en comparación con 2021, cuando la nación registró un crecimiento estimado del 5,8 %.

Fuente: actualidad.rt.com