Los países europeos priorizan mantener las escuelas abiertas pese a las cifras récord de contagios con la variante Ómicron

El Reino Unido, Italia, Grecia y Suecia, entre otros, continuarán con la enseñanza presencial con test semanales y protocolos para reducir el riesgo de infecciones en las aulas

Alumnos trabajan en un aula de The Fulham Boys School en el primer día después de las vacaciones de Navidad tras el anuncio del gobierno de que se usarán mascarillas en las escuelas secundarias inglesas en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Londres, Gran Bretaña, 4 de enero de 2022. REUTERS/Kevin Coombs
Alumnos trabajan en un aula de The Fulham Boys School en el primer día después de las vacaciones de Navidad tras el anuncio del gobierno de que se usarán mascarillas en las escuelas secundarias inglesas en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Londres, Gran Bretaña, 4 de enero de 2022. REUTERS/Kevin Coombs

Pese al avance de la variante Ómicron del coronavirus, los países europeos tienen decidido seguir adelante con las clases presenciales en los colegios con pruebas semanales, el uso de mascarillas y el respeto al distanciamiento social.

Reino Unido



El Gobierno británico encaró esta semana la vuelta a los colegios tras el descanso navideño con la introducción en Inglaterra del uso de mascarillas a los alumnos de secundaria y dando prioridad a las clases presenciales y acceso “online” a aquellos alumnos confinados por el COVID-19.

En un momento en que los contagios diarios no parecen bajar de 200.000 en el conjunto del país, el Reino Unido prevé que en las próximas semanas se produzca un significativo repunte en el número de bajas de sus docentes por culpa de la variante Ómicron, según alertan desde el Ministerio de Educación.

En Inglaterra la gran mayoría de escuelas abrieron sus puertas el pasado día 4, mientras que en Escocia los alumnos regresaron entre los días 5 y 6, y en Gales, por ejemplo, reanudarán la actividad el próximo lunes para así disponer de más tiempo para acondicionar los centros ante la previsible avalancha de contagios.

“La educación presencial continúa siendo nuestra máxima prioridad ya que la evidencia muestra que (el aula) es el mejor lugar para la educación y el bienestar de los niños”, afirmó una portavoz del Ministerio de Educación preguntada por la agencia de noticias Efe.

Alumnos de The Fulham Boys School realizan un simulacro de examen el primer día después de las vacaciones de Navidad tras el anuncio del gobierno de que se usarán mascarillas en las escuelas secundarias inglesas en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Londres, Gran Bretaña, 4 de enero de 2022. REUTERS/Kevin Coombs
Alumnos de The Fulham Boys School realizan un simulacro de examen el primer día después de las vacaciones de Navidad tras el anuncio del gobierno de que se usarán mascarillas en las escuelas secundarias inglesas en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Londres, Gran Bretaña, 4 de enero de 2022. REUTERS/Kevin Coombs

Los colegios y universidades seguirán aplicando medidas de seguridad temporales y “proporcionadas a fin de reducir la transmisión del virus, como aumentar la ventilación y la higiene, y con el uso de mascarillas en el caso de los alumnos de secundaria y personal de los centros”, agregó la fuente.

El ministro británico de Educación, Nadhim Zahawi, recordó esta semana en el Parlamento que a finales del pasado trimestre las escuelas nacionales afrontaron un 8% de bajas de su personal y anticipó que “es probable que esto vaya a aumentar con los casos crecientes en los colegios y la vuelta de los más jóvenes a las aulas”.

Desde el Gobierno se ha pedido en algunos casos a profesores jubilados y ex docentes que regresen de manera voluntaria a las aulas para cubrir bajas de compañeros enfermos.

Con relación a la recomendación oficial de que los alumnos de secundaria usen mascarillas dentro de las aulas, dado que hasta ahora solo eran requeridas en espacios comunes, el Ministerio de Educación ha justificado su empleo temporal al haber quedado demostrado que su uso reduce las infecciones entre el alumnado.

Esa medida para algunos controvertida, adoptada tras evaluarse datos extraídos de 123 colegios durante el pasado trimestre y que genera mucho rechazo en este país, volverá a ser revisada en Inglaterra el próximo día 26.

Alumnos interactúan junto a las taquillas de la escuela The Fulham Boys School en el primer día después de las vacaciones de Navidad tras el anuncio del gobierno de que se usarán mascarillas en las escuelas secundarias inglesas en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Londres, Gran Bretaña, 4 de enero de 2022. REUTERS/Kevin Coombs
Alumnos interactúan junto a las taquillas de la escuela The Fulham Boys School en el primer día después de las vacaciones de Navidad tras el anuncio del gobierno de que se usarán mascarillas en las escuelas secundarias inglesas en medio del brote de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en Londres, Gran Bretaña, 4 de enero de 2022. REUTERS/Kevin Coombs

También se ha puesto a disposición de algunas instalaciones de enseñanza para los más pequeños -guarderías-, colegios y universidades 7.000 unidades de purificación de aire, una medida que la oposición laborista considera insuficiente, así como amplios suministros de test -en centros de secundaria y superiores- para detectar el COVID-19.

Italia

Las clases presenciales comenzarán en Italia, tras las vacaciones navideñas, el próximo lunes, 10 de enero, confirmó este viernes el Gobierno, que rechazó el aplazamiento solicitado por más de mil directores de todo el país, que piden que durante dos semanas la educación sea online.

“El Gobierno ha tomado una decisión clara: reanudaremos el 10 con las nuevas normas que garantizarán mayor seguridad”, aseguró con rotundidad el subsecretario de Educación, Andrea Costa, en una entrevista publicada este viernes en el Corriere della Sera.

El Ejecutivo que preside Mario Draghi aprobó este miércoles las nuevas reglas sobre cuarentenas para el regreso a las aulas, que en guarderías y escuelas infantiles serán de diez días y obligatorias para todos los niños con un positivo en clase, una medida mucho más dura que la prevista para otras franjas de edad porque Italia solo está vacunando a los mayores de 5 años.

EFE/EPA/FILIPPO VENEZIA/Archivo

EFE/EPA/FILIPPO VENEZIA/Archivo

“No se trata de discriminación, sino de situaciones diferentes debido a las vacunas. La campaña de vacunación para el grupo de 12 a 19 años ya ha comenzado hace tiempo. Más del 70% está vacunado. Con coherencia podemos aplicar normas diferentes”, explicó Costa.

En las escuelas de primaria, se mantendrán las clases presenciales con la obligación de que los alumnos se realicen una prueba de coronavirus si hay un positivo, pero con dos o más casos todos tendrán que realizar una cuarentena de diez días.

Y en la educación secundaria, sólo se mantendrán las clases presenciales con un positivo, aunque con la exigencia de que los alumnos se realicen una prueba y utilicen la mascarilla FFP2; mientras que con dos solo las podrán seguir los vacunados o que hayan pasado la enfermedad en los últimos cuatro meses, o los que hayan recibido la dosis de refuerzo; y si hay tres todos los alumnos continuarán en remoto.

Costa reconoció que con las nuevas normas hay un mayor riesgo para los más pequeños de volver a la educación online, pero se mostró confiado en que “para los niños se alcance un buen nivel de vacunación”. También “porque los últimos datos hospitalarios demuestran que la vacuna sirve para protegerlos primero”.

Sobre la petición de los directores escolares, el subsecretario destacó que “el objetivo del Gobierno ha sido siempre, desde el principio, garantizar la presencia en la escuela. En ello continuamos”.

Un empleado prepara un aula en un intituto de Roma. EFE/EPA/ANGELO CARCONI/Archivo
Un empleado prepara un aula en un intituto de Roma. EFE/EPA/ANGELO CARCONI/Archivo

Este jueves, unos mil directores escolares de Italia enviaron una carta a Draghi y al ministro de Educación, Patrizio Bianchi, en la que apuestan por las clases remoto durante al menos dos semanas, al tiempo que consideran fundamental aumentar la campaña de vacunación y reducir los contagios antes de permitir la vuelta a las aulas.

En su opinión, “no se dan las condiciones de seguridad para abrir las clases” y argumentan que hay un gran número de docentes suspendidos por no acatar la obligatoriedad de la vacunación que ha impuesto el Gobierno y también personal que ha dado positivo “que no podrá ser reemplazado de inmediato”.

“Lo mismo se decía para médicos, enfermeras, agentes de la ley. Me parece que al final la alarma se ha reducido”, explica Costa.

Según el diario Il Messaggero, unos 80.000 profesores y otros miembros del personal educativo se encuentran actualmente en aislamiento, por lo que el próximo lunes faltaría una media de 10 trabajadores por cada escuela, lo que de hecho obligará a reducir los horarios y en muchos casos a comenzar las clases online, según el diario.

Grecia

Los alumnos griegos regresarán el lunes al colegio a pesar de la explosión de casos de la variante Ómicron, que ya representa en torno al 90% de las pruebas de COVID analizadas.

El retorno a las aulas se hará prácticamente con las mismas medidas preventivas que se venían aplicando hasta ahora y tan solo en la primera semana de clase los alumnos y profesores deberán someterse a tres pruebas de antígenos en lugar de dos.

EFE/EPA/ALEXANDROS VLACHOS/Archivo
EFE/EPA/ALEXANDROS VLACHOS/Archivo

Los profesores y alumnos vacunados podrán hacer pruebas caseras costeadas por el Estado, mientras que los maestros no vacunados deberán pagarlas de su bolsillo y hacer los test de farmacia.

El protocolo previsto cuando se produce un caso contempla que todos los alumnos deberán someterse a una prueba durante cinco días consecutivos, y un aula tan solo cerrará si más de la mitad de los estudiantes están contagiados.

El alumno afectado deberá guardar una cuarentena de cinco días, y si ya no hay síntomas ni fiebre, puede regresar a clase.

El Gobierno ha defendido la vuelta al colegio a pesar de la explosión de casos con el argumento de que el entorno de las escuelas es más seguro pues se puede monitorear mejor, al controlarse la situación dos veces por semana.

Además, según destacó Guikas Majorkinis, miembro del comité de expertos que asesora al Gobierno sobre COVID, “un elemento clave de la decisión es que las aulas son burbujas, con las mismas personas que acuden a ellas una y otra y otra y otra vez. No es comparable a otros entornos, donde se mezclan diferentes personas cada vez”.

Atenas.EFE/EPA/ALEXANDROS VLACHOS
Atenas.EFE/EPA/ALEXANDROS VLACHOS

Algunos virólogos, en cambio, se han pronunciado por aplazar la vuelta al colegio al menos una semana, para así observar primero la evolución postvacacional, sobre todo habida cuenta de que ya durante la primera semana del año los contagios aumentaron un 290%.

A pesar de que las hospitalizaciones se han incrementado un 34% y empieza a haber muchas bajas entre el personal sanitario, por ahora el número de muertes se mantiene estable y, según destacó el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, entre las personas intubadas no hay ni una sola con la variante Ómicron.

La vacunación de los niños todavía marcha con lentitud y hasta el momento se ha inmunizado a 21.500 menores de entre 5 y 11 años, según el secretario general de Atención Primaria, Marios Themistokleus.

En el grupo de edad entre 12 y 14 años, el nivel de vacunación alcanza el 39,5% y entre 15 y 17 años, el 53,7%.

Suecia

Los alumnos suecos regresarán a partir del lunes a las escuelas después de las vacaciones navideñas con medidas preventivas para reducir la transmisión de coronavirus pero sin test masivos como en otros países vecinos.

A diferencia de Noruega y Dinamarca, donde ya se reanudaron las clases esta semana, las autoridades suecas descartan recomendar que alumnos y profesores se sometan a pruebas de coronavirus antes de la reapertura de los centros.

AFP

AFP

La Agencia de Salud Pública (FHOM, por sus siglas en sueco) considera que se trata de una medida poco efectiva y solo aconseja hacerse un test en caso de tener síntomas.

La Federación de Profesores Suecos ha mostrado esta semana su intranquilidad ante el inicio del curso escolar y ha instado a que también se hagan test personas sin síntomas pero que han estado en contacto con contagiados.

Las autoridades suecas instan a promover las actividades en exteriores y a no mezclar a los alumnos de distintas clases para frenar la transmisión en las aulas.

Suecia había esquivado hasta ahora la cuarta ola, que golpea a otros países vecinos desde principios de diciembre, pero esta semana las autoridades han notificado cifras de contagio récord durante toda la pandemia y las hospitalizaciones también han aumentado de forma notable.

(Con información de EFE)

Fuente: infobae.com