Viceministro defiende a Choquehuanca y cuestiona al «jefazo» del MAS

Bobaryn es viceministro de Coordinación Gubernamental. Tuvo un papel activo en las elecciones generales y en las subnacionales. Desde el MAS lo identifican como uno de los hombres más importantes de la corriente liderada por el vicepresidente David Choquehuanca.

 

  • El viceministro de Coordinación Gubernamental, Freddy Bobaryn. FOTO archivo | AGENCIAS

Fuente: Los Tiempos Digital / Urgentebo y agencias

El viceministro de Coordinación Gubernamental, Freddy Bobaryn, en un artículo de opinión publicado en el diario estatal Ahora el Pueblo, cuestionó duramente al grupo de impulsó la cuarta candidatura del «jefazo», como tildó a Evo Morales, y defendió al actual vicepresidente David Choquehuanca, contra quien continúan los «ataques sistemáticos, que buscan desprestigiar a quien es el principal ideólogo y pieza clave en la construcción de la filosofía del Vivir Bien».



La autoridad que es parte del Ministerio de la Presidencia publicó artículo de opinión en el periódico Ahora el pueblo afirma: «…La soberbia de quienes profesaban verdades absolutas nubló la posibilidad de generar espacios de autocrítica, reflexión y reconducción del Proceso de Cambio. Esto provocó rupturas y desalineamientos que llegaron de la mano de la desmoralización de la militancia y de las organizaciones sociales, a quienes no se dudó de acusar de «traición», cuando estas planteaban el mínimo cuestionamiento».

«En Bolivia, la derecha asumió un discurso estigmatizante, pretendiendo señalar al MAS desde una falsa superioridad moral, que con los años fue adquiriendo fuerza, principalmente, en las ciudades capitales. Esto sucedió a razón de que algunas autoridades horadaron nuestra credibilidad, actuando de modo clientelar, patrimonialista y corrupta, tal como sucedió durante las administraciones gubernamentales neoliberales. Es decir, la desmesura se hizo presente en ambas caras de la moneda», en la primera parte de su artículo.

Bobaryn es viceministro de Coordinación Gubernamental. Tuvo un papel activo en las elecciones generales y en las subnacionales. Desde el Movimiento Al Socialismo lo identifican como uno de los hombres más importantes de la corriente liderada por el vicepresidente David Choquehuanca. En el artículo de opinión, planteó que hay quienes ven a Evo Morales como la única figura del MAS cuando eso no es cierto, Además sale en defensa de la figura del Vicepresidente del Estado y presidente nota del Legislativo.

«El entorno que justificó teóricamente la indispensabilidad de la presencia del jefazo como única garantía de unidad en el país, se equivocó. Porque, sobre la base de esto, de la misma forma que sucedió en el estalinismo, dentro el MAS también se realizaron purgas y persecuciones internas, que procuraron calumniar y deponer a David Choquehuanca, por el temor de que éste pudiera desplazar al jefazo, razón por la cual se continúan orquestando ataques sistemáticos, que buscan desprestigiar a quien es el principal ideólogo y pieza clave en la construcción de la filosofía del Vivir Bien», sostiene Bobaryn en al artículo.

En el mencionado artículo de opinión, Bobaryn revela que el «jefismo (Evo) rompió el techo de cristal» cuando «atribuyó a las organizaciones sociales la obstinación de forzar una candidatura a la presidencia, por cuarta vez», al referirse a la postulación de Morales en las frustradas elecciones de octubre de 2019.

«Porque fue una situación que contribuyó a crear un rechazo, no menos apasionado, de una sociedad ya estupefacta ante una narrativa que justificaba la vulneración de Derechos Humanos», añadió.

A eso suma, la declaración del diputado Rolando Cuellar, quien afirmó que la renovación dentro del partido azul debe ir  y que existe un retroceso. Rechazó las declaraciones del vicepresidente del MAS-IPSP, Gerardo jarcia, a quien no considera que sea una voz oficial del partido gubernamental.

 «Al señor Gerardo García pareciera que le patina el cerebro, tenemos en este momento una dirección nacional, un dirigente obsoleto, realmente ya debería haber congreso nacional, ya la nacional va siete años y no convocan a un congreso. Lo que hable Gerardo García no es la voz oficial del MAS porque ya feneció su cargo (…). Va a tener que retractarse de lo que habló contra nuestro Vicepresidente», sostuvo.

El domingo, el vicepresidente Choquehuanca, a través de una comunicación telefónica en el ampliado del partido azul en Montero, Santa Cruz, pidió unidad ante la intención de dividir a las organizaciones que lo apoyan.

El 10 de enero, el líder del MAS aseguró que el denominado Bloque Choquehuanca es «error garrafal».