Meta se está desplomando en bolsa, y lo increíble es que Zuckerberg y Facebook pueden salir ganando con ello

Desde mayo de 2020, en lo más crudo de la ola inicial de la pandemia, Facebook/Meta no cerraba la jornada con una capitalización de mercado por debajo de los 600.000 millones de dólares. No hasta ayer, al menos.

Fuente: Link



Tras unos días marcados por los anuncios de pérdida de usuarios (por primera vez en su historia) y por las amenazas de abandonar el mercado europeo (luego desmentidas), la compañía fundada por Marck Zuckerberg parece estar de capa caída.

Pero ese límite concreto de 600.000 millones no es irrelevante: la caída de las acciones de Meta (de un 2,1%) ha llevado el valor de la compañía hasta los 599.320 millones de dólares, lo que lo sitúa por debajo del umbral impuesto por los legisladores estadounidenses para delimitar qué compañías tecnológicas se verían afectadas por los nuevos proyectos normativos sobre competencia que están en proceso de debate/aprobación en el Congreso estadounidense.

Facebook dejará de ser una ‘Big Tech’ a efectos legales

¿Qué significa esto? Que si Meta lograra mantenerse por debajo de dicho umbral, podría evitar la supervisión y regulación extra que dichos proyectos de ley pondrán sobre los hombros del resto de grandes compañías tecnológicas (Amazon, Alphabet, Apple y Microsoft), y que limitarán su libertad de funcionamiento.

Los proyectos aún no están aprobados, y siempre es posible que algún legislador promueva todavía un cambio a la baja de dicho umbral, pero por ahora vemos a Meta/Facebook en la paradójica situación de ver cómo una leve (aunque ruidosa) caída de su valor como compañía puede convertirse en una gran noticia para sus directivos, liberándolos así de una mayor rendición de cuentas.

Parece inconcebible pensar en leyes ‘contra las Big Tech’ y descubrir que ahora esa categoría no incluye a los propietarios de Facebook, WhatsApp e Instagram. Pero Zuckerberg parece ser experto en hacer de la debilidad virtud: recordemos que hace 3 años ya logró que una multa de 5.000 millones de dólares impuesta a la compañía hiciera más ricos a sus accionistas.

Por ejemplo, se vería eximido de cumplir con la Ley de Competencia y Oportunidad de Plataformas, que impide a las empresas afectadas adquirir nuevas empresas que sean rivales potenciales. Sí, en efecto, como lo fue WhatsApp en su momento, una adquisición que (como la de Instagram) actualmente está siendo estudiada por la Comisión Federal de Comercio bajo las leyes monopolio aún vigentes.

Será clave la evolución de la capitalización de Meta y el tiempo que pase hasta la aprobación de estas leyes, pues existen distintas propuestas del periodo de tiempo que deberá afectar a la inclusión de compañías en la máxima división de la industria tecnológica…

…el Senado propone un «promedio simple del precio de cierre por acción […] en el período de** 180 días** que finaliza en la fecha de promulgación de esta Ley», mientras que la Cámara de Representantes habla de los «dos años» previos.