Manfred podría abstenerse a declarar y sus seguidores montan guardia en la Fiscalía

El Alcalde de Cochabamba fue citado para prestar sus declaraciones en torno a presuntas irregularidades en contratos. 

Manfred Reyes Villa, justo en el momento de su ingreso a la Fiscalía, para prestar sus declaraciones. DICO SOLÍS

Manfred Reyes Villa, justo en el momento de su ingreso a la Fiscalía, para prestar sus declaraciones. DICO SOLÍS

 



 

En el momento de su ingreso a la Fiscalía Anticorrupción, el alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, adelantó que, como autoridad actual, «no tiene nada que declarar» porque «otras personas» llevaron a cabo y estamparon sus firmas en presuntos contratos irregulares. Por ello, se prevé que el Burgomaestre haga uso de su derecho a abstenerse a declarar.

Reyes Villa fue citado por la Fiscalía para presentarse hoy, a fin de brindar su declaración informativa en el caso de supuestos contratos irregulares en las unidades de Movilidad Urbana y la Intendencia Municipal.

«No tengo nada que declarar, son otras personas los que han hecho estos contratos», sentenció, ante los medios de comunicación, y vitoreado por un cúmulo de seguidores que lo ovacionaba.

«¡Manfred no estás solo, c…!», se oía decir a los presentes, que rodearon la Fiscalía, en señal de apoyo al Burgomaestre cochabambino.

«Me sorprende que me citen a mi. Hay otros alcaldes que han contratado esta empresa. Me sorprende que ha habido violentos que han ido a tratar de quemar maquinaria en la Alcaldía, pero no los citaron», indicó, comparando la situación con desmanes provocados por manifestantes en días pasados.

«Yo no he firmado nada. Esta empresa quedó con la Alcaldía en abril, antes de que yo ingrese. Pareciera que quieren malograr la imagen. Este tipo de declaraciones que quieren hacer es para desvirtuar el trabajo que estamos haciendo. Siete años que viene trabajando esta empresa. No tenemos nada contra esta empresa. Qué pena que hayan cambiado las instituciones publicas. Antes, los guardias municipales eran parte de la Alcaldía, no trabajaban en empresas privadas».