Rusia sufrió un nuevo golpe a su red de espías en Europa: más de 40 serán enviados de regreso a Moscú

Bélgica, los Países Bajos, Irlanda y la República Checa expulsaron a diplomáticos rusos señalados como agentes

Bélgica, los Países Bajos, Irlanda y la República Checa anunciaron el martes la expulsión de decenas de diplomáticos rusos sospechosos de espionaje, en una acción coordinada tomada a la sombra de la guerra de Moscú en Ucrania. REUTERS/Francois Lenoir

Fuente: Infobae

Los países de la UE, Bélgica, los Países Bajos, Irlanda y la República Checa anunciaron el martes la expulsión de decenas de diplomáticos rusos sospechosos de espionaje, en una acción coordinada tomada a la sombra de la guerra de Moscú en Ucrania.

La ministra de Relaciones Exteriores de Bélgica, Sophie Wilmes, dijo que su país estaba expulsando a 21 diplomáticos de la embajada de Rusia en Bruselas y el consulado en Amberes, dándoles dos semanas para irse.



Ella dijo que la medida se tomó en conjunto con la vecina Holanda, cuyo Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que estaba expulsando a 17 diplomáticos rusos considerados “secretamente activos” como oficiales de inteligencia.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, dijo que a cuatro “altos funcionarios” de la embajada de Rusia en Dublín se les había dicho que se fueran por participar en actividades “que no… están de acuerdo con las normas internacionales de conducta diplomática”, código de espionaje.

Simon Coveney. REUTERS/Fabrizio Bensch/Pool/File Photo

Y el Ministerio de Relaciones Exteriores checo dijo que a un diplomático de la embajada rusa en Praga se le habían dado 72 horas para irse. Un funcionario checo dijo a la AFP que el diplomático era el embajador adjunto de Rusia.

“Junto con nuestros aliados, estamos reduciendo la presencia de la inteligencia rusa en la UE”, tuiteó el ministerio checo.

Los países de la UE se preparaban para que Rusia tomara represalias ordenando la salida de algunos de sus propios diplomáticos.

Las expulsiones anunciadas el martes aumentaron los golpes occidentales dirigidos a Rusia luego de su invasión de Ucrania el 24 de febrero. Varias rondas de sanciones diseñadas principalmente por la UE y los EE. UU. ya han minado gravemente la economía de Rusia.

Foto del martes de soldados ucranianos sobre un vehículo de artillería rusa capturado durante las batalas en las afueras de Járkov REUTERS/Thomas Peter

Rusia ahora considera a todos los países de la UE, junto con Estados Unidos y sus aliados, incluidos Japón, Gran Bretaña y Australia, como países “hostiles”.

A raíz de la invasión de Rusia, Estados Unidos expulsó a principios de marzo a 12 diplomáticos rusos con base en Nueva York que consideró “agentes de inteligencia”.

Rusia tomó represalias la semana pasada entregando a Estados Unidos una lista de diplomáticos estadounidenses declarados “persona non grata”.

Polonia, un país de la UE vecino de Ucrania, expulsó la semana pasada a 45 diplomáticos rusos por presunto espionaje, lo que llevó a Moscú a acusar a Varsovia de embarcarse en “una peligrosa escalada”.

FOTO DE ARCHIVO. Imagen referencial de un automóvil con la bandera de Rusia frente al Ministerio de Asuntos Exteriores en Praga, República Checa. REUTERS/David W Cerny

En abril del año pasado, la República Checa expulsó a decenas de diplomáticos rusos y Rusia tomó represalias en un movimiento de ojo por ojo. Previamente, Praga había acusado a los servicios secretos rusos de orquestar explosiones en un depósito de municiones en el este de la República Checa que mataron a dos personas en 2014.

Rusia quedó virtualmente aislada en la Asamblea General de las Naciones Unidas el 2 de marzo de este año cuando una abrumadora mayoría de países, 141 en total, votaron para adoptar una resolución no vinculante que exigía el cese de la guerra de Moscú en Ucrania.

Solo cinco países votaron en contra de la resolución: Rusia, Siria, Corea del Norte, Bielorrusia y Eritrea. Otros 35 se abstuvieron, incluida China

Dos días después, el 4 de marzo, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU votó a favor de iniciar una investigación sobre las violaciones cometidas en la guerra de Ucrania. Treinta y dos de los 47 miembros del consejo votaron a favor, y solo Rusia y Eritrea votaron en contra

Hace dos semanas, Rusia anunció que renunciaría a otro foro internacional de derechos, el Consejo de Europa, justo antes de que el organismo paneuropeo con sede en Estrasburgo dijera que expulsaría a Rusia.

(con información de AFP)