Censo: preguntas que rechaza el MAS afectan a su proyecto político

Instituciones y ciudadanos de Bolivia piden que se incluya en la boleta censal temas como la religión a la que uno pertenece y la categoría “mestizo” en la autoidentificación cultural.

  • Encuestadores durante el Censo de Población y Vivienda de 2012. | DANIEL JAMES

Fuente: Los Tiempos

La resistencia del Gobierno a incluir en el censo preguntas sobre la autoidentificación cultural y la preferencia religiosa es una forma de instrumentalizar la consulta con el objetivo de mantener el proyecto político de poder del Movimiento Al Socialismo (MAS), según dos analistas políticos.

El Censo de Población y Vivienda 2022 será en Bolivia el 16 de noviembre de 2022 y día que pasa crece el debate sobre si deberían incluirse preguntas cuyos resultados darían una visión más exacta de la sociedad boliviana. Concretamente, instituciones y ciudadanos piden que se incluya en la boleta censal temas como la religión a la que uno pertenece y la categoría “mestizo” en la autoidentificación cultural.



Los politólogos Jimena Costa y Paul Coca coinciden, además, en afirmar que el Gobierno difícilmente aceptará incluir los temas de mestizaje y religión en el censo porque con los resultados se le caería el modelo que pregona de Bolivia como “Estado plurinacional indígena, originario y campesino”.

En tanto, para la analista política Marité Zegada, el tema de la religión es mucho más complejo porque Bolivia es una sociedad híbrida, la gente un día va a misa y otro está q’oando. “Sería un poco confuso tener respuestas muy cuantificables con categorías cerradas para establecer la preferencia religiosa”.

Según Zegada, el Gobierno seguramente preferirá no incluir esta pregunta sobre la preferencia religiosa en el censo por la ambigüedad de los resultados.

“El Gobierno estaría excluyendo temas críticos como religión para no generar frentes de conflicto. Este tipo de preguntas generan en el ambiente político escenarios de tensión y conflictividad”, dijo Zegada.

Según la analista política, Jimena Costa, lo que el Gobierno quiere hacer es instrumentalizar políticamente el censo para sus propios intereses.

“El Gobierno se  niega incluir la categoría de mestizo porque dice que es un criterio racista. Habría que ver que incluso el término indígena tiene un tono paternalista y racista. Dado ese escenario, no podrían en el censo incluir ningún criterio de autoidentificación étnico cultural. Lo inaceptable es que incluyan unos términos y otros no con un afán estrictamente político y de instrumentalizar el censo a favor de su proyecto de poder”, dijo Costa.

Sobre el pedido de las iglesias del país de incluir la pregunta sobre la religión que profesan los ciudadanos, Costa dijo que el MAS se ha pasado muchísimos años descalificando a la Iglesia católica y ha tratado de establecer relaciones con otras iglesias o  ha promovido prácticas de ritualidad y espiritualidad de los pueblos andinos.

“Sin embargo, esto no se contradice con incluir en el censo una pregunta de adscripción religiosa. No querer incluirla demuestra una intención de tratar de manipular con las preguntas un resultado que les sea favorable a su proyecto de poder”, dijo Costa.

Para el también analista Paul Coca, Bolivia está definida con un “Estado Plurinacional” y el Gobierno tiene que ver la forma de sostener esta fórmula.

“En una sociedad mestiza y de habla castellana, que son mayoría, para mantener ese discurso de lo plurinacional, se requiere que en ningún momento se muestre al cristianismo como mayoría y que no exista la opción del mestizo”, aseguró Coca.

“Tampoco le conviene al MAS que se le pregunte a la gente qué coca prefiere, si la de Yungas o Chapare”, dijo.

Estos temas deberían estar incluidos en el censo si  se tuviera un gobierno que le interesa transparentar y que realmente busca datos para proyectar políticas públicas como corresponde en un censo, según Coca.

Gobierno analiza hablar con iglesias sobre solicitudes

El viceministro de Planificación, Marcelo Laura, informó que, a través de una comisión, se está evaluando convocar a organizaciones religiosas con el objetivo de tratar el tema de la boleta que se usará en el censo 2022.

Laura se refirió a este tema consultado sobre los pedidos de iglesias respecto a tomar en cuenta la creencia religiosa en las preguntas que se harán a la población.

“Hay una comisión que está formada a través de las instancias correspondientes del nivel central del Estado, se está evaluando hacer una convocatoria a las organizaciones religiosas para evaluar el concepto de la religión dentro de lo que va a ser la boleta censal”, dijo el Viceministro.

Recalcó que una posible convocatoria a las organizaciones religiosas está en evaluación y anunció que se dará a conocer los pasos a seguir al respecto.

Entre los pedidos de organizaciones religiosas, la Iglesia católica ya ha solicitado formalmente al Instituto Nacional de Estadística que incluya la creencia religiosa en las consultas del censo.

Pedido

Esta semana tanto la Iglesia católica como las evangélicas de Bolivia solicitaron al Gobierno que incluya entre las preguntas  del censo la religión que profesan los habitantes de Bolivia. Los segundos advirtieron con realizar actos de protesta.

Garantizan el presupuesto

El viceministro de Planificación, Marcelo Laura, enfatizó que el financiamiento presupuestados para el Censo de Población 2022 es de 68 millones de dólares.

Detalló que en abril ya se aprobó un decreto para autorizar el préstamo de 40 millones de dólares del Fonplata, mientras que este miércoles se aprobó un decreto para el financiamiento de 26 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo.

A ese financiamiento se suma 1,6 millones de dólares que serán cubiertos por el Tesoro General del Estado.