Congreso de Chile rechaza nuevo retiro de fondo de pensiones

Desde la llegada del COVID-19, se han aprobado otros tres retiros del 10% de las pensiones que han supuesto un desembolso de más de 55.000 millones de dólares para las AFP.

Foto de edificio del Parlamento de Chile.  

La Cámara de Diputados de Chile rechazó este lunes (18.04.2022) un proyecto de ley que autorizaba un «quinto retiro» sin condiciones del 10% de las cuentas individuales de pensiones, así como una iniciativa más restrictiva presentada por el Gobierno, dos propuestas que habían generado gran polémica por la grave inflación que atraviesa el país.



Sin embargo, al Ejecutivo le queda una oportunidad, ya puede aún hacer uso de sus prerrogativas y elevar su plan a consideración del Senado, al ser una iniciativa del presidente de la República, Gabriel Boric.

En una larga y dura sesión, el pleno enterró -por 70 votos a favor (de los 93 necesarios), 70 en contra y 12 abstenciones- una iniciativa de retiro universal e indiscriminado que se planteó como una vía de ayudar a las melladas economías familiares tras la pandemia y que el Gobierno había rechazado frontalmente.

También, descartó por 68 votos a favor (de 78 necesarios), 83 en contra y 1 abstención un proyecto alternativo del Ejecutivo que proponía un retiro 10% de los ahorros acotado y solo bajo tres condiciones: para el pago de deudas, de pensiones alimenticias o para la adquisición de una primera vivienda.

Desde la llegada del COVID-19 se han aprobado otros tres retiros del 10% de los fondos que han supuesto un desembolso de más de 55.000 millones de dólares para entidades privadas que gestionan estos dineros, las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), y que según analistas ha contribuido a agravar la inflación.

Por ahora y según la marca de marzo, Chile acumula un aumento del Índice de precios al consumidor (IPC) del 9,4% en los últimos 12 meses, lo que ha llevado al Banco Central a tomar medidas inéditas en más de 20 años y a subir las tasas de interés del 2,75% al 7% en menos de medio año como medida de contención.

El Gobierno, en cambio, optó por la vía de presentar el proyecto alternativo de retiro de fondos de manera acotada y de reforzar las ayudas sociales, anunciando hace días un paquete de subsidios por valor de 3.700 millones de dólares. No obstante, parte del oficialismo dio la espalda a las recomendaciones del ministro de Hacienda, Mario Marcel, quien aseguró que de aprobarse un retiro universal la inflación podría escalar hasta el 16% en septiembre, y votó a favor de esta propuesta.

El sistema de pensiones de Chile, instaurado durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), es pionero en la capitalización individual y obliga a cada persona empleada a aportar 10% mensual de su sueldo a un fondo gestionado por empresas privadas, las AFP. En los últimos años, ha sido ampliamente criticado por las escasas pensiones que otorga, con la mitad de las personas contribuyentes chilenas recibiendo menos de 215.000 pesos (280 dólares) al mes de pensión, según datos de la Fundación Sol.

ama (efe, reuters, afp)

Fuente: dw.com