El embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, catalogó como “bastante coherente” al nuevo contrato de compraventa de gas entre ambos países firmado la anterior semana, ya que permitirá a Bolivia generar más divisas y a Argentina, garantizar el energético para invierno.

En contacto con La Razón Radio, el diplomático señaló que su nación se vio afectada por el pacto energético negativo firmado por el gobierno boliviano transitorio de Jeanine Áñez con Brasil, en 2020, por lo cual ahora se logró un acuerdo que beneficia a ambas partes.

“Ambos países se ayudan mutuamente”, remarcó, ya que Argentina podrá así subsanar algunos efectos de la guerra en Ucrania, que imposibilitan la llegada de gas vía marítima, y Bolivia también tiene la garantía argentina para la dotación de gas oil y harina, entre otros.

Asimismo, indicó que la coordinación y la complementariedad con Bolivia abarca otras áreas, como el tema del litio, el recurso mineral del futuro, ya que se impulsará la investigación, el desarrollo y la planificación en este campo, para futuros posibles negocios bilaterales.

Con el nuevo contrato, Bolivia prevé recibir de ese país $us 100 millones adicionales en un “escenario conservador” y mucho más en el mejor de los casos. En “los ingresos, que son lo más importante, estamos hablando de alrededor de 100 millones de dólares en un escenario conservador, 100 millones de dólares adicionales que se van a recibir”, dijo el domingo Armín Dorgathen, presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Pues, según resaltó el funcionario, ahora Bolivia venderá a Argentina “más gas y a mejor precio” llegando a un “récord histórico” de $us 20 por millón de BTU (Unidad Térmica Británica), “lo cual será un hito histórico para el país y un ingreso (extra) para todos”.