Vocal de Arce rechaza que el TSE discuta el fondo de la expulsión del diputado Cuéllar

La resolución de expulsión del diputado Rolando Cuéllar del MAS llegó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y generó una división al interior del órgano del Estado entre quienes plantean un análisis de fondo de la decisión del tribunal de ética y otros que piden aplicar la norma a secas.

Vocal de Arce rechaza que el TSE discuta el fondo de la expulsión del diputado Cuéllar

Fuente: https://brujuladigital.net



Brújula Digital tuvo acceso a una carta de la vocal Dina Chuquimia dirigida al presidente del TSE, Oscar Hassenteufel, en la que pide reconsiderar la decisión de ese órgano respecto a la situación de Cuéllar porque uno de sus miembros, Daniel Atahuachi, solicitó una fotocopia legalizada al partido sobre la resolución de expulsión.

En la nota del 13 de abril, Chuquimia reflexiona que «en años pasados, la imagen del Tribunal Supremo Electoral ha sido duramente cuestionada respecto a la transparencia, independencia y legalidad de sus actos, situación que nos obliga a conducir el TSE con el mayor cuidado posible y generar certidumbre a la sociedad civil y política boliviana; esta situación necesariamente debe darse a través del estricto cumplimiento de la norma legal, abstrayéndonos de algún vicio, color político o amistad, que puedan contaminar, el accionar del TSE».

Chuquimia es vocal designada por el presidente Luis Arce.

Cuéllar fue expulsado del MAS por criticar a Evo Morales y pedir renovación de liderazgos en un nuevo congreso de su partido.

Después, Chuquimia argumenta que en el caso del diputado expulsado, «el Tribunal Supremo Electoral sólo debe abocarse a dar cumplimiento a la norma «NI MÁS NI MENOS DE LO QUE DEBE SER sino aplicar de forma correcta la norma, sin dar lugar a susceptibilidades de minimizar o agravar la norma que pueda dar a entender que sea para favorecer o perjudicar a algún sujeto con las decisiones que tome el TSE».

Chuquimia, quien también fue vocal electoral durante el presidencia de Evo Morales, recuerda al Presidente del TSE que la Ley de Organizaciones Políticas en su artículo 104 señala que los partidos políticos y agrupaciones ciudadanas remitirán al TSE las resoluciones emitidas dentro de procesos sancionatorios al interior de sus organizaciones.

Cuando esto ocurre, el tribunal electoral «creará y admitirá a través de la instancia correspondiente y de acuerdo a reglamento, una base de datos que registre a dirigentes y militantes que hayan sido sancionados».

Cuéllar demandó al TSE que considere su expulsión en base a los reglamentos de su partido porque el Tribunal de Ética, leal a Evo Morales, ya feneció en su mandato por lo que se requiere un nuevo congreso para la renovación de este tribunal.

Chuquimia insiste en su nota en que al Tribunal Supremo Electoral «no le compete ningún debate o menos conocimiento de fondo de los actos internos de las organizaciones políticas; sólo nos compete el registro como manda la norma, en razón a que el TSE no fue parte, no pudo ser parte, ni debe ser parte, ni debe actuar como tal, aspecto que podría darse a entender así cuando se empieza a cuestionar el caso en concreto y peor aún cuando se dispone a pedido del vocal Atahuachi, que el Tribunal de Ética del MAS-IPSP le envíe una fotocopia legalidzada, situación que no tendría ninguna relevancia si se tratara de un acto petitorio al margen del caso, pero jamás para impedir el cumplimiento de la norma».

Cuéllar tiene el respaldo de Luis Arce y David Choquehuanca, y del bloque del MAS que demanda renovación en el partido liderado por Evo Morales.

El rol del TSE es fundamental en este caso porque el MAS, al echar a Cuéllar de sus filas, reclama el curul de diputado para que éste quede inhabilitado y en su lugar asuma su suplente.

«Las decisiones que tome Sala Plena será del agrado de unos y desagrado de otros; unos dirán que se actuó correctamente y otros que se actuó en contra; que cumplimos la norma correctamente o que violamos la norma. Es justamente por lo delicado de las Resoluciones que emita el TSE, que debemos apoyarnos estrictamente en el marco de la Ley y evitarnos de actos discrecionales para cumplir o no cumplir la norma» argumenta Chuquimia en su nota.

El vocal Atahuachi solicitó al Tribunal de Ética del MAS una fotocopia legalizada de la resolución lo que fue apoyado por la mayoría de los vocales con la disidencia de Chuquimia.

«En caso de no ser atendida la solicitud de reconsideración, ratifico mi voto disidente sobre este aspecto y la fundamentaré por escrito» anticipa la vocal Chuquimia.

BD/JCV