Alcaldía de La Paz denuncia amenaza de dinamitar edificio municipal y que la Policía los tiene «en abandono total»

Funcionarios ediles advirtieron que cualquier agresión será responsabilidad de la institución verde olivo.

Fuente: Página Siete Digital / La Paz

La Alcaldía de La Paz denunció anoche que un grupo de comunarios de Zongo, que desde hace dos semanas bloquean el ingreso a las oficinas, amenazó con dinamitar el edificio municipal. Autoridades ediles aseguraron que la Policía Boliviana hace «oídos sordos» a sus reportes, por lo que hacen responsable a la institución en caso de que la amenaza sea cumplida.



“Esto ha excedido los límites de tolerancia de la ciudadanía y del municipio. Primero convocamos a la Policía, pero nos tiene en abandono total, impresionante. Cuando los maestros piden ítems para educación los reprimen, pero cuando retienen a niños en la Alcaldía, cuando retienen a funcionarios públicos brillan por su ausencia y han amenazado con dinamitar la Alcaldía y la Policía nos abandona”, afirmó el director jurídico, José Gonzales, en conferencia de prensa.

Por segunda semana consecutiva, comunarios de Zongo bloquean el ingreso a las oficinas de la comuna paceña con una serie de demandas, entre las que se encuentra la destitución de la subalcaldesa Lenny Carvajal. Gonzales afirmó que la comuna identificó a tres personas que son los presuntos «autores intelectuales» de las movilizaciones.

“Ya hemos identificado a tres personas, cabecillas, autores intelectuales de las agresiones. Se ha abierto un caso en la Policía, hemos llevado a los policías para que verifiquen los abusos, tomaron fotografías y se fueron. Nosotros vamos a tomar las medidas por la vía del Ministerio Público, pero convocamos nuevamente a la Policía que hace oídos sordos”, indicó, según la Agencia Municipal de Noticias.

“Cualquier desenlace que ocurra con un funcionario, con la subalcaldesa será responsabilidad de la Policía. Las hijas de la subalcaldesa han sufrido agresiones verbales y han sido amenazadas de ser chicoteadas”.

Gonzales dijo que hay la amenaza de dinamitar el edificio municipal y la Policía no toma con seriedad la denuncia. “Cualquier daño que sufra la subalcaldesa y su familia será responsabilidad de la Policía, así como cualquier daño que sufran las instalaciones del municipio y los funcionarios, de la misma manera. Solicitamos a la Policía que tome acciones; están amenazando con dinamita, no son solo amenazas de chicotazos”, agregó.

Por su parte, la subalcaldesa de Zongo, Lenny Carvajal, aseguró que es víctima de acoso político por parte de los comunarios. “No he cometido ningún delito de corrupción, estoy abierta para cualquier auditoría externa; que me demuestren que hubo corrupción”, dijo en la misma conferencia de prensa.

“Sabemos que se han repartido cargos en la subalcaldía, sabemos que hay una distribución de cargos por Sergio Saucedo, una estructura de quienes quieren trabajar; no voy a dar paso al costado”, añadió.

Carvajal, quien además dijo que es hija de padres zongueños, pidió a los comunarios movilizados a deponer actitudes y a entablar diálogo. “Les pido a los hermanos zongueños que depongamos actitudes, no se dejen llevar por intereses políticos”, dijo y añadió: “Nosotros como ejecutivos del Distrito 23 estamos dispuestos al diálogo, estamos dispuestos a sentarnos en una mesa de diálogo”.