El director del Instituto Nacional de Estadística (INE), Humberto Arandia, confirmó que presentó su carta de renuncia al presidente Luis Arce debido a los problemas de salud que atraviesa, sin embargo aclaró que el censo de noviembre está en curso y su eventual alejamiento no implicará modificación alguna al cronograma establecido.

“Lamentablemente, según el criterio médico que tengo emitido voy a requerir más intervenciones quirúrgicas, pero (su situación) es una decisión que se encuentra a cargo del presidente (Arce)”, afirmó en una entrevista en el canal estatal.

En horas de la noche circuló en redes sociales una carta atribuida a Arandia sobre su renuncia al cargo que ejerce desde noviembre de 2020.

En la entrevista confirmó la veracidad del tenor de esa misiva dirigida a Arce y con fecha de recepción del 9 de mayo.

“Desde principios de mayo me encuentro con baja médica, lamentablemente sufrí un accidente donde tuve problemas bastante serios en la rodilla y ligamentos. También estaba acompañado por problemas neurológicos que he tenido en meses pasados”, insistió y confirmó: “Sí, esta carta la presenté evidentemente hace bastante tiempo”.

Esta situación se da a cinco meses de la realización del censo del 16 de noviembre. Arandia aseguró que la organización de ese desafío depende de un grupo de personas y que su realización está garantizada.

“El censo en primera instancia es un trabajo en curso y segundo, desde un punto de vista técnico, se encuentra garantizado y realizado por los mejores profesionales que existen en el país”, insistió.

Director del INE renuncia por motivos de salud a cinco meses del censo

EL PRESIDENTE DEL ESTADO, LUIS ARCE, DECIDIRÁ SI ACEPTA O RECHAZA SU RENUNCIA

En la oposición creen que la dimisión de Humberto Arandia muestra la inestabilidad de esa institución y el masista Héctor Arce recuerda que no coordinó su trabajo con el Legislativo y organizaciones sociales.

 

Fuente: Página Siete / La Paz 

Cuando falta cinco meses de la realización del Censo Nacional en Bolivia, el director del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), Humberto Arandia Claure, confirmó anoche que presentó hace un mes su renuncia al cargo por motivos de salud, no obstante continuará hasta que el presidente Luis Arce acepte o rechace su dimisión. En la actualidad, la dirección del operativo censal está a cargo de Martha Oviedo.

“Lamentablemente, según el criterio médico, voy a requerir más intervenciones quirúrgicas y eso comuniqué al señor presidente (Arce), lo que sí quiero reiterar es que el censo no depende de una persona, el censo depende de un equipo”, sostuvo anoche en entrevista con el canal estatal, donde lució un protector en su pierna izquierda por una lesión que sufrió hace más de un mes y que afectó la movilidad de esa extremidad.

Ayer por la tarde circuló en las redes una carta de renuncia de Arandia fechada en 9 de mayo, bajo el título: “Solicitud encarecida de aceptación de renuncia al cargo de Director General del INE”. En la misiva la autoridad explica que su recuperación “será muy larga y compleja en términos de rehabilitación”, por lo que pone a disposición su cargo.

“Si bien en este momento la salud no me permite estar ejerciendo funciones porque me encuentro con baja médica, por temas de salud, por lo cual presenté dicha nota (de renuncia), quiero dejar ante la población la plena certeza de que el trabajo técnico censal se está llevando adelante de la mejor manera posible”, aseguró Arandia a cinco meses del censo nacional previsto para el 16 de noviembre.

Arandia confirmó que Martha Oviedo estará al frente como directora del censo y después ratificó la confianza en todo el equipo de trabajo del INE. “Dar plena certeza que el censo continúa, el censo es un trabajo de equipo, no de una persona”, insistió el hombre que asumió en 2020 la dirección del INE. La todavía autoridad indicó que actualmente el INE se encuentra con la etapa precensal, luego seguirá la actualización cartográfica, la conclusión de la boleta y la socialización del censo previsto para el 16 noviembre de este año.

Arandia dará esta jornada una conferencia de prensa para dar más detalles sobre su alejamiento.

Reacciones

La renuncia de Arandia tuvo diferentes reacciones en el oficialismo y la oposición. La diputada de Creemos María Fernanda Alvarez señaló que la dimisión del director del INE “muestra la inestabilidad que tiene esa institución”.

Mientras que la diputada de Comunidad Ciudadana Luisa Nayar fue más crítica. “La mafia masista muestra que cuando se descubren sus maleantadas (sic), solo saben huir y renunciar como cobardes. Lo hicieron Evo, Linera, Quintana y otros en 2019. Hoy lo hace el director del INE, comienzan a abandonar el barco al verse expuesto un nuevo fraude en el censo 2022”.

Por su lado, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS) Héctor Arce afirmó que Arandia no mantuvo un trabajo estrecho y coordinado con la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), ni con las organizaciones sociales, y en vez de ello su actitud fue “soberbia”.

“Cuando vino a la Asamblea ha mostrado una actitud muy arrogante, soberbio, le ha faltado coordinar con las organizaciones sociales, no hubo un trabajo estrecho y coordinado a ese nivel. Más allá de su situación de salud, las relaciones se han ido deteriorando con el Legislativo y probablemente con el Ejecutivo y no quedó otra que renunciar”, sostuvo Arce a Página Siete.

No obstante, el legislador del partido azul subrayó que el alejamiento de Arandia no significa que el censo no se realice. “Están garantizados los recursos, se ha trabajado en la etapa precensal con todo el tema logístico. El censo se realiza este 16 de noviembre”, dijo Arce.

“La salud no me permite estar ejerciendo funciones porque me encuentro con baja médica, por lo cual presenté dicha nota”.
Humberto Arandia, INE