El expresidente y jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, acusó este miércoles al relator especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre la Independencia de los Magistrados y Abogados, Diego García-Sayán, de repetir la “tergiversación de medios aliados de la derecha” e incluso de apoyar a los “golpistas”, después de que el funcionario internacional considerara que la expresidenta Jeanine Áñez tiene “derecho a juicio de responsabilidades (…) al margen de cómo surgió su mandato”.

Morales, a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta en Twitter, afirmó inicialmente que es una paradoja que un relator especial sobre la independencia de magistrados y abogados “presione y trate de someter a la justicia para favorecer a responsables de un golpe de Estado que causó muertes, ejecuciones extrajudiciales y graves violaciones de derechos humanos” en la crisis de 2019.

“García-Sayán repite la tergiversación de medios aliados de la derecha golpista. Además de eso, olvida que cualquier ciudadano tiene derecho a opinar sobre cuestiones jurídicas para conseguir justicia. Su apoyo a los golpistas es apoyo a la injusticia y a la impunidad”, agregó el exmandatario.

Remarcó que no se puede entender que, en pleno Siglo XXI, un funcionario internacional “imite el intervencionismo militar de la OTAN para convertirse en instrumento del intervencionismo judicial en contra del derecho a la justicia” del pueblo.

“Respete la independencia jurídica de mi país. Un verdadero Relator Especial sobre la independencia de magistrados no puede convertirse en protector de los enemigos históricos del pueblo que masacraron a nuestros hermanos indígenas. Los golpistas racistas tienen sus abogados, no necesitan tener un defensor en la ONU”, sostuvo.

Además, Morales consideró que el Relator “borra con el codo lo que firmó con la mano”. Pues, “en su informe ante la ONU lamentó profundamente que hayan pasado más de dos años sin que las víctimas de las masacres comprobadas por el GIEI obtengan justicia. Ahora observa una sentencia contra el golpe que causó esas muertes”, añadió.

Esta nueva polémica surgió a partir de unas declaraciones que hizo Morales en su programa dominical provocando una serie de interpretaciones y reacciones.

El domingo, Morales indicó que hubo una reunión convocada por el presidente Luis Arce y que en dicho encuentro “casi coincidieron”, junto a otras autoridades, de que “debe ser juicio ordinario” el proceso que enfrente Áñez por el “genocidio y delitos de lesa humanidad” cometidos en la crisis de 2019.

Tras la sentencia de 10 años de cárcel contra Áñez por su proclamación en 2019, ahora “viene el próximo paso: qué va a ser del genocidio, qué va a ser de los delitos de lesa humanidad; solo quiero comentarles, en una reunión convocada por el hermano presidente Lucho Arce, (donde estaban también) el vicepresidente David Choquehuanca, (el ministro de Justicia) Iván Lima, la ministra de la Presidencia (María Nela Prada), el Pacto de Unidad, (aunque) no todos, jefes de bancada de senadores y diputados, y presidentes de las cámaras, casi coincidimos que debe ser juicio ordinario y no juicio de responsabilidades”, afirmó entonces.

El lunes, en una entrevista con La Razón, Morales ratificó que hubo “reuniones”, pero “nunca se tomaron decisiones”.

El martes, García-Sayán, también por Twitter, expresó su preocupación por “lo revelado el domingo por el expresidente Evo Morales sobre una reunión política entre líderes del Gobierno y del partido de Gobierno, en que habrían acordado que la señora Añez sea sometida a un juicio ordinario y no a un juicio de responsabilidades”.

“Un tribunal de La Paz condenó a la expresidenta Jeanine Añez a 10 años de prisión. Aún no se conoce el texto que sustenta la sentencia, pero tienen derecho a juicio de responsabilidades quienes hayan ejercido la presidencia, al margen de cómo surgió su mandato. Las señales de posible intervención del poder político en este proceso judicial preocupan a la comunidad internacional. La justicia boliviana tiene la oportunidad de hacer las correcciones que resulten necesarias ante un recurso de apelación (…) si se presentase”, agregó el Relator.

Lea también: La postura de García-Sayán sobre Áñez evidencia la injerencia y manipulación del MAS en la justicia, según opositores