Narco argentino vinculado al MAS trabajaba como abogado en Bolivia y tenía una vida de lujos

El vicepresidente del MAS, Gerardo García, dijo sentirse cansado de responder a todas las acusaciones que lanza su correligionario, Rolando Cuéllar y dijo que si tiene denuncias con pruebas que las presente a la justicia ordinaria.

Fuente: https://lapatria.bo



Se trata de José Miguel Farfán, quien se hacía pasar en Bolivia como Miguel Ángel Salazar, le llaman el “Chapo del Cono Sur”; aportó económicamente en las campañas electorales del Movimiento Al Socialismo (MAS), según la denuncia lanzada en horas precedentes por el diputado oficialista Rolando Cuellar.

El legislador del MAS reveló una carta en la que el vicepresidente del partido azul, Gerardo García, agradece al narcotraficante argentino por las colaboraciones económicas.

El narcotraficante argentino fue detenido en 2019 en territorio boliviano y entregado en febrero de ese año a su país de origen, donde era buscado por tráfico de sustancias controladas. El Ministerio de Seguridad de Argentina ofrecía una recompensa de 500 mil pesos “por información que conduzca directamente” a su arresto.

Vida de lujo en Bolivia

Sus antecedentes en Bolivia datan desde febrero de 2019 cuando fue detenido y sorprendido con una cédula de identidad boliviana falsa, que lo identificaba como Miguel Ángel Salazar, nacido el 10 de mayo de 1960 en Potosí, provincia Sud Chichas, en la comunidad de Reynecilla.

Trabajaba como abogado en Santa Cruz de la Sierra y logró ganar dos procesos por la propiedad de terrenos.

En la capital cruceña llevaba una vida de lujo. Medios argentinos afirman que vivía en una mansión con una nueva familia y manejaba una costosa Hummer de color amarillo. Desde territorio boliviano, Farfán mandaba cocaína a Argentina en avionetas.

“José Miguel Farfán se movía a sus anchas por Santa Cruz de la Sierra; vivía holgado en una de las urbanizaciones residenciales más exclusivas de la ciudad más poderosa de Bolivia”, señaló el diario La Nación, en la nota sobre su condena en 2021.

Condenado por tráfico de droga

En abril de 2021, el Tribunal Oral en lo Federal N° 2 de Salta condenó al “Chapo del Cono Sur” a 15 años de cárcel, una de las penas más altas dictadas en Argentina por tráfico de drogas, según el portal argentino Perfil.
“José Miguel Farfán (60) fue durante años una ‘figurita difícil’ dentro del mundo del narcotráfico. No solo porque compraba voluntades, hay audios que lo vinculan con dos jueces, sino porque también cambiaba su fisonomía, utilizaba varias identidades y hasta llevaba una doble vida”, señala el mismo portal.

En el proceso judicial en Argentina, fue apuntado como coautor del transporte de 411 kilos de cocaína, un cargamento que fue descubierto el 12 de septiembre de 2013 en la provincia argentina de Santiago del Estero.
El narcotraficante ya estuvo en prisión en varias ocasiones, pero se dio modos para escapar o ser liberado con sobornos a jueces. En 1999 ingresó a la cárcel, pero en 2004, antes de cumplir su condena de cinco años, se dio a la fuga cuando le otorgaron una salida transitoria.

Cuatro años después, volvió a caer en manos de la Policía, en la provincia de Tucumán, pero luego fue excarcelado irregularmente.

Volvió a la cárcel en 2013, por la acusación por la que fue condenado recientemente, pero fue liberado un año después.

Denuncia de Cuellar

El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rolando Cuéllar, difundió en horas precedentes una carta de 2017, en la que el partido oficialista, mediante su vicepresidente Gerardo García, agradece las contribuciones económicas del presunto narcotraficante.

En la misiva, fechada el 24 de enero de 2017, Gerardo García, a nombre de Evo Morales y el MAS, agradece a Miguel Ángel Salazar Yavi por sus contribuciones económicas que realizaba desde las elecciones de 2014 para solventar las campañas electorales.

Respuesta de Gerardo García

El vicepresidente del MAS, Gerardo García, dijo sentirse cansado de responder a todas las acusaciones que lanza su correligionario, Rolando Cuéllar y dijo que si tiene denuncias con pruebas que las presente a la justicia ordinaria.

“Seguro que presentó, yo estoy a la espera, espero que confirme todo lo que está diciendo, ahora no voy a dar mi versión porque estoy cansado de hablar de este tipo que no tiene moral para acusar, en las próximas horas daré mi respuesta, y mi defensa”, señaló García a los medios de comunicación.

/HNF/