Tras la difusión del dato de la inflación en EEUU, Wall Street cerró en negativo y terminó otra semana en rojo

Es la novena semana perdedora de las últimas diez en la Bolsa de Valores de Nueva York

FOTO DE ARCHIVO: Un operador trabaja en el parqué de la Bolsa de Nueva York (REUTERS/Andrew Kelly)

Fuente: Infobae

Las acciones de Wall Street se hundieron el viernes después de que la inflación superara las expectativas en un informe muy esperado que sienta las bases para un mayor endurecimiento monetario.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó un 2,7%, o unos 880 puntos, hasta los 31.392,29. El índice S&P 500 perdió un 2,9%, hasta los 3.900,79 puntos, mientras que el índice Nasdaq Composite, rico en tecnología, cayó un 3,5%, hasta los 11.340,02 puntos.



El IPC creció 1% en comparación con abril, tras el modesto aumento del 0,3% del mes anterior, según informó el Departamento de Trabajo, muy por encima de lo augurado por los analistas, que esperaban que las presiones inflacionistas disminuyeran ligeramente.

Varias personas hacen la compra en un supermercado en Nueva York (EFE/EPA/Peter Foley)

Los datos mostraron que la gasolina se disparó un 4,1% en el mes, con grandes aumentos en la vivienda, las tarifas aéreas y los vehículos usados y nuevos.

La inflación desenfrenada de Estados Unidos está imponiendo graves presiones a las familias, obligándolas a pagar mucho más por los alimentos, la gasolina y el alquiler, y reduciendo su capacidad para permitirse artículos discrecionales, desde cortes de pelo hasta aparatos electrónicos. Los estadounidenses de bajos ingresos y los afroamericanos e hispanos, en particular, están luchando porque, en promedio, una mayor proporción de sus ingresos se consume en necesidades.

Los economistas esperan que la inflación disminuya este año, aunque no mucho. Algunos analistas pronostican que el indicador de inflación que el Gobierno comunicó el viernes -el índice de precios al consumo- podría caer por debajo del 7% a finales de año. En marzo, el IPC interanual alcanzó el 8,5%, la tasa más alta desde 1982.

Lo que esto hace probablemente es cambiar el cálculo de lo que la Fed podría hacer en septiembre frente a lo que podría hacer la semana que viene”, dijo Art Hogan, de National Securities, Nueva York.

“Con esto quiero decir que lo más seguro es que la semana que viene se produzca una subida de tasas de 50 puntos básicos (pb) … pero las apuestas para septiembre eran de un 50-50 entre un alza de 25 pb y 50 pb, y ahora esto ha cambiado definitivamente a 50 pb”.

La inflación está caliente, caliente, caliente”, dijo Brian Jacobsen, estratega de inversiones senior de Allspring Global Investments. “Básicamente, todo ha subido”.

No hay alivio a la vista, pero muchas cosas pueden cambiar de aquí a septiembre”, dijo Jacobsen. “Nadie sabe lo que hará la Fed dentro de unos meses, incluida la Fed”.

La reunión de política monetaria de la Fed se celebrará el 14 y 15 de junio. Los inversores temen que un mercado laboral tenso, junto con una inflación persistentemente alta, obligue al banco central estadounidense a acelerar el ritmo de la retirada de su política de apoyo a la pandemia.

(Con información de AP y Reuters)