Tres municipios reportan el 70% de casos de Leishmaniasis en la Llajta

Desde el año 2017, Cochabamba reportó mas de 300 casos cada año. La forma más común de la enfermedad es la cutánea, que tiene efectos terribles en la piel.

Campaña informativa contra la Leishmaniasis. DICO SOLÍS

Fuente: https://www.opinion.com.bo



Hay tres municipios del Trópico de Cochabamba que lideran el registro de casos de Leishmaniasis y concentran el 70% de casos anuales. Se trata de Villa Tunari con 169; Puerto Villarroel, 37; y Entre Ríos, 33, según cifras de 2021.

El resto de los casos se concentra en Cochabamba, con 22; Chimoré, 18; Shinahota, 16; Cocapata, 11; Quillacollo, 11; Sacaba, 9; Ayopaya, 2; Colomi, 2; Mizque, 2; Colcapirhua, 1; y 7 casos en otros municipios.

Desde el 2017, la cifra de casos anuales de Leishmaniasis en Cochabamba no bajan de 300, causando alarma sobre todo en las poblaciones de las zonas tropicales del departamento.

Esta enfermedad, que causa estragos en la piel de quienes la padecen, es causada por la picadura del mosquito flebótomo, también llamado quirquincho o manta blanca, que transmite a su víctima el parásito Leishmania.

En la gestión 2017 se reportó 374 casos positivos de la enfermedad de la Leishmaniasis; en 2018 se redujo a 352 casos; 2019, 310; 2020 fueron 314; y en 2021, 340 casos.

Aunque existen tres tipos de Leishmaniasis, la cutánea mucocutánea y visceral, las más comunes son las que muestran severas afecciones en la piel y en áreas cercanas a las mucosas como nariz y ojos. Las lesiones pueden lucir al principio como una especie de hongos en la piel, pero luego aumentan su tamaño de forma alarmante e incluso lucen como grandes llagas.

Según el médico internista Danilo Andrés Caquesneira, si bien el mosquito que transmite dicho parásito es distinto al vector del Dengue, los cuidados preventivos son los mismos, puesto que estos insectos también se alojan y ponen huevos en espacios húmedos y con agua estancada.

La Leishmaniasis se encuentra en el grupo de enfermedades infecciosas desatendidas, en Bolivia es endémica, por lo tanto, constituye un problema de salud pública.

La fundación DAMIÁN apoya al Programa Departamental de Leishmaniasis a través del proyecto “Apoyo al Control de la Tuberculosis, Leishmaniasis y Lepra en Cochabamba- Bolivia”. La organización presta ayuda social a pacientes de escasos recursos, exámenes complementarios de casos especiales.

PREVENCIÓN

Los mosquitos, considerados vectores de este enfermedad habitan en zonas húmedas, cerca de aguas y otros espejos de agua y donde hay agua estancada.

Sobre todo en el último caso, se debe realizar aseo constante en el hogar para evitar tener criaderos de estos insectos en los hogares. El lavado de recipientes de agua se debe realizar con detergente y cepillos para lavar ropa enjuagando bien.